Pico de cabeza de toro urartiano

Pico de cabeza de toro urartiano


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Imperio parto

los Imperio parto (/ ˈ p ɑːr θ i ən /), también conocido como el Imperio Arsácido (/ ˈ ɑːr s ə s ɪ d /), [10] fue una de las principales potencias políticas y culturales iraníes en el antiguo Irán desde el 247 a. C. hasta el 224 d. C. [11] Su último nombre proviene de su fundador, Arsaces I, [12] quien dirigió a la tribu Parni en la conquista de la región de Partia [13] en el noreste de Irán, entonces una satrapía (provincia) bajo Andragoras, en rebelión contra el Imperio seléucida. . Mitrídates I (r. C. 171-132 a. C.) expandió enormemente el imperio al arrebatar Media y Mesopotamia a los seléucidas. En su apogeo, el Imperio parto se extendía desde el extremo norte del Éufrates, en lo que ahora es el centro-este de Turquía, hasta el actual Afganistán y el oeste de Pakistán. El imperio, ubicado en la ruta comercial de la Ruta de la Seda entre el Imperio Romano en la Cuenca del Mediterráneo y la dinastía Han de China, se convirtió en un centro de comercio y comercio.

Los partos adoptaron en gran medida el arte, la arquitectura, las creencias religiosas y las insignias reales de su imperio culturalmente heterogéneo, que abarcaba las culturas persa, helenística y regional. Durante aproximadamente la primera mitad de su existencia, la corte arsácida adoptó elementos de la cultura griega, aunque finalmente vio un renacimiento gradual de las tradiciones iraníes. Los gobernantes arsácidas fueron titulados el "Rey de reyes", como un reclamo de ser los herederos del Imperio aqueménida, de hecho, aceptaron a muchos reyes locales como vasallos donde los aqueménidas habrían designado sátrapas centralmente, aunque en gran medida autónomos. La corte nombró un pequeño número de sátrapas, principalmente fuera de Irán, pero estas satrapías eran más pequeñas y menos poderosas que los potentados aqueménidas. Con la expansión del poder de Arsacid, la sede del gobierno central se trasladó de Nisa a Ctesiphon a lo largo del Tigris (al sur de la actual Bagdad, Irak), aunque varios otros sitios también sirvieron como capitales.

Los primeros enemigos de los partos fueron los seléucidas en el oeste y los escitas en el norte. Sin embargo, a medida que Partia se expandió hacia el oeste, entraron en conflicto con el Reino de Armenia y, finalmente, con la última República Romana. Roma y Partia compitieron entre sí para establecer a los reyes de Armenia como sus clientes subordinados. Los partos destruyeron el ejército de Marco Licinio Craso en la batalla de Carrhae en el 53 a. C., y en el 40 al 39 a. C., las fuerzas partas capturaron todo el Levante, excepto Tiro, de manos de los romanos. Sin embargo, Marco Antonio dirigió un contraataque contra Partia, aunque sus éxitos generalmente se lograron en su ausencia, bajo el liderazgo de su lugarteniente Ventidio. Varios emperadores romanos o sus generales designados invadieron Mesopotamia en el curso de las guerras romano-partas que siguieron durante los siguientes siglos. Los romanos capturaron las ciudades de Seleucia y Ctesiphon en múltiples ocasiones durante estos conflictos, pero nunca pudieron retenerlas. Las frecuentes guerras civiles entre los contendientes partos al trono demostraron ser más peligrosas para la estabilidad del Imperio que la invasión extranjera, y el poder de los partos se evaporó cuando Ardashir I, gobernante de Istakhr en Persis, se rebeló contra los Arsácidas y mató a su último gobernante, Artabanus IV, en 224 d.C. . Ardashir estableció el Imperio Sasánida, que gobernó Irán y gran parte del Cercano Oriente hasta las conquistas musulmanas del siglo VII d.C., aunque la dinastía Arsácida vivió a través de ramas de la familia que gobernó Armenia, Iberia y Albania en el Cáucaso.

Las fuentes nativas partas, escritas en parto, griego y otros idiomas, son escasas en comparación con las fuentes sasánidas e incluso aqueménidas anteriores. Aparte de tablillas cuneiformes dispersas, ostraca fragmentaria, inscripciones en roca, monedas de dracma y la supervivencia casual de algunos documentos en pergamino, gran parte de la historia de los partos solo se conoce a través de fuentes externas. Estos incluyen principalmente historias griegas y romanas, pero también historias chinas, impulsadas por el deseo de los chinos Han de formar alianzas contra los Xiongnu. [14] Los historiadores ven la obra de arte parto como una fuente válida para comprender aspectos de la sociedad y la cultura que de otra manera estarían ausentes en las fuentes textuales.


Opciones de acceso

Por fotografías, permiso para publicar e información, estoy en deuda con lo siguiente:

Museo Nacional de Atenas (Sra. Karouzou, Srta. Philippaki), Profesor Homer Thompson, Profesor JL Benson, Sra. Evelyn Lord Smithson, Instituto Arqueológico Alemán de Atenas (Dr. Ohly, Dr. Gerhard Neumann), Srta. Perlzweig, Fideicomisarios del Museo Británico (Sr. Denys Haynes), The Direktion of Antiken Sammlungen en Munich (Profesor Dr. LH Heydenreich), The Syndics of the Fitzwilliam Museum, Cambridge (Mr Richard Nicholls, Mr Rayner), The Metropolitan Museum of Art, Nueva York (Mr Brian Cook) .

Estoy especialmente en deuda con el Sr. John Boardman por su inestimable ayuda y orientación en todo momento y por muchas referencias, y con el Sr. J. N. Coldstream por comprobar y corregir amablemente algunas de mis listas. También deseo agradecer a la Srta. Sylvia Benton y al Rev. V. E. G. Kenna por sus referencias y sugerencias.

1 Para mayor comodidad, he tenido la tentación de llamar a todas estas formaciones de manijas boucrania, pero me he resistido a regañadientes. En general, el término se usa para describir no la cabeza de un toro, sino el cráneo de un toro con cuernos, ya sea que se use como motivo decorativo o como característica de un templo o santuario, p. Ej. Beazley, JHS lix (1939) 36 y siguientes. Google Scholar La cabeza completa y el cráneo con cuernos fueron tratados como signos jeroglíficos distintos por Sir Evans, Arthur, Scripta Minoa, 196. Google Scholar Napp, sin embargo, Bukranion und Guirlande 4 Google Scholar, incluye una cabeza de toro 'completa' en sus tres categorías de boucrania (para ver un ejemplo, ver Altertümer von Pergamon Bd ii pl. 30) y V. E. G. Kenna usa el término de una cabeza de buey de aspecto bastante completo en una gema minoica tardía en Ashmolean, K 356 (Sellos de Creta 139), defendiendo esto sobre la base del carácter talismánico de este sello, siendo la cabeza de buey un símbolo más que una representación de una cabeza. El significado antiguo no está muy claro. Et. Magn. 207.55.

2 Ohnefalsch-Richter, en Kypros, Die Bibel und Homer 36 Google Scholar, describe los mangos del jarrón Tamassos (BM C736) como si fueran una cabeza de toro o de ternero. En el Catálogo BM de 1912 se les asigna un muflón. Myres, (Handbook to Cesnola 51, no. 403) Google Scholar con referencia a tales manijas en un jarrón chipriota del período postmicénico temprano sugiere una cabra montés.

3 La criatura en el fragmento de olla Ashmolean de Geoi Tepe debe ser una cabra o carnero: Burton-Brown, Excavations in Azerbaijan pl. xiv no. 25, 156 Google Scholar del Período A, que representa su nivel superior, donde se dice que la cerámica se relaciona con los artículos del comienzo de la Edad del Hierro en otras tierras. Pl. xiii no. 23, 156 muestra una interpretación muy resumida en un pequeño 'ala-bastron' colocado cerca del borde, y apenas un asa, ya que los cuernos no están desprendidos. Ambos se comparan con las asas en forma de cabeza de toro en el jarrón Warrior, op. cit. 165. Pl. x no. 1045, 98 del Período D, un pithos fragmentario, tiene una versión similar muy estilizada en lo alto cerca del borde.

4 Mackenzie, en BSA xiii (1906 - 1907) 433 Google Scholar llama la atención sobre esto. Observo que en algunas publicaciones muy recientes los términos "cabeza de carnero" y "cabeza de cabra" se utilizan en nuestros mangos.

5 Marinatos`` Creta y Micenas, pl. 89 Google Scholar data de LM I alrededor de 1530 a. C. El otro JHS Informes arqueológicos 1962–63 32 fig. 35, de un contexto LM I B.

Desde que terminé mi texto, me he dado cuenta de un fragmento de una vasija grande y profunda, de la fecha EH III, en la que está modelada burdamente una cabeza de carnero, con los cuernos ampliamente arqueados marcados con profundas incisiones inclinadas, como para sugerir cuernos retorcidos: un mango no funcional. El excavador ha descrito este fragmento como único, véase Mylonas, G., Aghios Kosmas, fig. 143, no. 510 y págs. 79 y 126. Google Scholar

6 La forma del jarrón del guerrero no es común hasta cerca del final del período micénico. Se han encontrado fragmentos de cráteres similares y algunos especímenes casi completos, pero sin asas dobles. Véase Broneer, Oscar Hesp. viii (1939) 351 y sigs. y N. 28 Google Académico Hesp. ii (1933) 369 f. 42.


Noa, zemljoradnik, zasadio vinograd

Dulce vino nuevo, mosto, dulzura

Korablja se zaustavi na brdima Ararata.. Noa, zemljoradnik, zasadio vinograd. (21) Napio se vina i opio, pa se otkrio nasred šatora.

La evidencia actual sugiere que el vino se originó en las montañas del Cáucaso. Esta cadena montañosa se extiende desde Armenia a través de Azerbaiyán, Georgia, el norte de Irán y el este de Turquía, y contiene algunos de los picos más altos de Europa. La evidencia de la producción de vino antiguo data de entre el 8000 a.C. y 4100 a. C., e incluye un antiguo sitio de bodega en Armenia, restos de uva encontrados en tinajas de arcilla en Georgia y signos de domesticación de uvas en el este de Turquía. Las personas que elaboraron los primeros vinos eran de la cultura Shulaveri-Shomu. Eran un pueblo de la Edad de Piedra que usaba obsidiana como herramientas, criaba ganado y cerdos y, lo más importante, cultivaba uvas.

La bodega más antigua conocida (4100 a.C.) se encuentra entre un grupo de cuevas en las afueras del pueblo armenio de Areni. El pueblo todavía es conocido por la elaboración del vino y elabora vinos tintos con una uva local también llamada Areni. Se cree que la Areni es bastante antigua, pero aún no se ha determinado si es o no la primera uva del mundo.


Tenemos que agradecer a las civilizaciones de Grecia y Fenicia por la difusión de las uvas de vino por toda Europa.

Desde el Cáucaso, las uvas de vino han seguido la civilización humana a medida que se expandía hacia el sur y el oeste y hacia el Mediterráneo. Estas civilizaciones marinas de fenicios y griegos fueron las principales responsables de la difusión del vino por toda Europa occidental. Con cada nueva región que se plantaba, las uvas mutaban lentamente y se adaptaban a sus entornos únicos. Esta lenta divergencia a lo largo de miles de años es lo que creó la increíble diversidad de más de 1300 variedades de vino identificadas que tenemos hoy.


Hay 1368 variedades de vino identificadas incluidas en Wine Grapes (2012). La diversidad parece aumentar en áreas como Italia (antigua Roma) y Francia, donde el vino ha sido una faceta importante de la cultura.


Martes, 16 de febrero de 2021

Arte pre-aqueménida: ¿neoasirio o mediano?

Los medos eran un antiguo pueblo iraní que hablaba el idioma mediano y que habitaba un área conocida como Media entre el oeste y el norte de Irán. Alrededor del siglo XI a. C., ocuparon la región montañosa del noroeste de Irán y la región oriental de Mesopotamia ubicada alrededor de Hamadan (Ecbatana). Herodoto informa que los medos desempeñaron un papel determinante en la caída del Imperio asirio y "podrían" haber formado un imperio a principios del siglo VII a. C. que duró hasta el año 550 a. C. Originalmente se pensó que competían con los reyes de Lidia y Babilonia por la hegemonía. Sin embargo, los medos no dejaron un relato escrito de su historia. En cambio, los arqueólogos han tenido que depender de fuentes extranjeras como los asirios, babilonios y griegos para la historia mediana, así como algunos sitios arqueológicos iraníes, que se cree que fueron ocupados por medos. Algunos eruditos han llegado a sugerir que un reino mediano como entidad política nunca existió en absoluto, a pesar de que se informó que fue conquistado por Ciro el Grande en 549 a. C.

Los materiales encontrados en Tepe Nush-i Jan, Godin Tepe y otros sitios arqueológicos ubicados en el área conocida como Media, junto con relieves asirios, muestran la existencia de asentamientos urbanos en Media en la primera mitad del primer milenio a. C. que habían funcionado como centros de producción de artesanías y también de economía agrícola y ganadera.

Desde el siglo X hasta finales del siglo VII a. C., las partes occidentales de Media cayeron bajo el dominio del vasto Imperio neoasirio que impuso los tratados vasallos a los gobernantes medianos, y también los protegió de las incursiones depredadoras de escitas y cimerios merodeadores. Durante el reinado de Sinsharishkun (622 & # 8211612 a. C.), el imperio asirio, que había estado en un estado de guerra civil constante desde 626 a. C., comenzó a desmoronarse y a someter pueblos, como los medos, dejaron de pagar tributos.

El dominio neoasirio sobre las medianas llegó a su fin durante el reinado del rey mediano Cyaxares, quien, en alianza con el rey Nabopolassar del Imperio neobabilónico, atacó y destruyó el imperio neoasirio dividido por conflictos entre 616 y 609 a. C. La nueva alianza ayudó a los medos a capturar Nínive en el 612 a. C., lo que resultó en el eventual colapso del Imperio neoasirio en el 609 a. C. Posteriormente, los medos pudieron establecer su reino mediano (con Ecbatana como su capital real) más allá de su patria original y finalmente tuvieron un territorio que se extendía aproximadamente desde el noreste de Irán hasta el río Kızılırmak en Anatolia.

Las obras de arte de este período estuvieron fuertemente influenciadas por los neoasirios, pero los eruditos dudan en asociarlas específicamente a los medianos debido a las alianzas que cambian rápidamente de varias tribus, clanes y agrupaciones regionales del oeste de Irán en ese momento. Las criaturas aladas o deidades con cabezas humanas reflejaban la influencia asiria, así como esculturas que representan toros o leones. Los eruditos creen que las obras de violencia asirias gráficamente detalladas estaban destinadas a publicitar el poder del imperio y sus gobernantes e intimidar a sus enemigos. A menudo, las tallas y estatuas de animales representadas con precisión se consideraban fuerzas protectoras que tenían un significado religioso.

Los leones aparecen regularmente en el arte asirio. En la antigüedad, el león asiático (un poco más pequeño que el africano) vagaba por el Cercano Oriente. Cazar leones era una actividad real de gran importancia. Los famosos relieves tallados de la caza de leones muestran al rey Asurbanipal cazando leones en una arena, a veces desde un carro. El león también era importante como símbolo de la diosa Ishtar, la Reina del Cielo, una de las dos deidades más importantes del panteón asirio. - Museo Metropolitano de Arte

También se pensaba que un león era un símbolo del rey neoasirio Sargón II durante el período neoasirio.

Los toros son otro motivo común en el arte asirio. El toro era más que una importante fuente de alimento. Las tradiciones sumeria y acadia describen el Toro del Cielo, que aparece en un conflicto entre Ishtar y Gilgamesh en la Epopeya de Gilgamesh. El toro siguió siendo un símbolo importante en las culturas asiria y mesopotámica. También se combinó con rasgos humanos, leones y aves para formar criaturas míticas. - Museo Metropolitano de Arte


Notas

2. Etiquetar este período como Hierro 3 no es convencional en el contexto de la arqueología de las tierras altas. Los eruditos que trabajan en Turquía describen habitualmente los siglos VI al IV como la Edad del Hierro Tardía, mientras que en Armenia se discute de diversas maneras como el período post-Urartiano, el período armenio temprano o, en términos dinásticos locales, el período Yervandid. En reconocimiento de las diferentes temporalidades que gobiernan el ritmo de la historia política, a diferencia del cambio de la cultura social y material, mis colegas y yo preferimos extender la periodización arqueológica a la era del dominio aqueménida, en lugar de adoptar las convenciones del tiempo histórico. revelador cuando se trata de materiales arqueológicos (Smith, Badalyan y Avetisyan 2009: 41). Hasta cierto punto, actualmente la distinción entre una cronología arqueológica versus una histórica es semántica, ya que la base de la cronología arqueológica se deriva, en parte, de rupturas históricas. Sin embargo, un cambio en la nomenclatura es un primer paso para alejar el análisis arqueológico de los ritmos estrechos de las genealogías reales. El problema con la "Edad del Hierro Tardía" es que excluye la posibilidad de extender la periodización arqueológica a fases históricas posteriores durante las cuales el hierro siguió siendo una tecnología definitoria (Khatchadourian 2011: 464-466). Seguimos así un sistema secuencial de periodización, que es comparable al utilizado en la arqueología de la Edad del Hierro en Irán.

3. Dos síntesis de estos descubrimientos dispersos sugieren que el registro material del período en cuestión está lo suficientemente bien conservado como para respaldar la investigación específica, al tiempo que revela los obstáculos que plantean las fronteras políticas modernas. Karapetyan (2003) reúne todos los hallazgos arqueológicos conocidos del período del territorio de la actual República de Armenia, mientras que Yiğitpaşa (2016) proporciona un registro completo de sitios y materiales de colecciones de museos en el este de Anatolia.

4. En la fachada norte, la delegación armenia incluye a cinco personas en lugar de tres, que no traen un caballo y un ánfora, sino ropa de montar y un par de embarcaciones de lados rectos. Root (de próxima publicación) ha señalado que los armenios del norte son únicos por ser el único grupo que lleva el traje de montar como primer regalo de la delegación, y no como último. Las asociaciones con la equitación pueden haber sido particularmente fuertes. Cabe señalar que los términos utilizados para describir las vasijas aqueménidas, que incluyen ánfora, ritón y phiale (que se analizan a continuación), son de derivación griega. Los artesanos y consumidores griegos replicaron con entusiasmo y utilizaron vasos para beber estilo aqueménida (Hoffmann 1961 Miller 1993). Por convención, los eruditos utilizan los términos griegos también cuando se refieren a los vasos que se encuentran dentro de la esfera imperial. Los términos persas no se conocen.

5. Herodoto registra la obligación tributaria de Armenia como 400 talentos de plata (Hist. 3.93 ver discusión en Briant 2002: 391), mientras que Jenofonte (An. 4.5.3.34) y Estrabón (11.14.9) dan fe del pago en forma de caballos. . Jenofonte afirma que el impuesto a los caballos se distribuyó de manera diferencial según un sistema de cuotas en las aldeas de los dahyu. La aldea que Jenofonte visitó tuvo que suministrar 17 potros cada año a los líderes locales, quienes los transfirieron al sátrapa. El sátrapa, a su vez, los pasaría a la corte. Estrabón señala que el dahyu suministraba al rey 20.000 potros cada año, que serían sacrificados en un festival para honrar al dios Mitra.

6. Entre diciembre de 522 y junio de 521 a. C. El ejército de Darius libró cinco batallas en Armenia en dos frentes. Las fuerzas rebeldes, a veces luchando desde las perchas de las montañas, se reagrupaban persistentemente después de cada derrota (DB.I.26-30). En palabras de Daniel Potts (2006–7: 134), "los armenios no serían reprimidos". La versión babilónica antigua de la inscripción registra 5.097 muertos y 2.203 capturados, pero la precisión de tales estadísticas es difícil de determinar, al igual que las ubicaciones de las batallas donde se produjeron tales bajas (ver Potts 2006–7: 135 y passim). En cualquier caso, varios elementos de los pasajes que tratan de Armenia son inusuales en el contexto del monumento en su conjunto. Por ejemplo, aunque cada batalla está marcada con el estribillo de fórmula del texto ("por la gracia de Ahuramazda mi ejército derrocó por completo a la hueste rebelde"), el sometimiento de Armenia parece quedarse corto como expresión de triunfo real. Primero, leemos de ninguna acción o jactancia que concluya definitivamente el episodio, como en los pasajes sobre Babilonia, Media y Persia. Tampoco aparece un insurgente armenio en la representación escultórica de los cautivos atados que se encuentran en juicio ante Darío (figura 4, p. 3). Y finalmente, Armenia no está incluida en el resumen de éxitos. Cuando el texto se lee al pie de la letra, no queda claro de inmediato cuál fue el resultado final o la consecuencia de la participación de Armenia en estos hechos.Leqoc (1997: 197) y Jacobs (1994: 176-177) han intentado resolver las ambigüedades sugiriendo que Armenia estaba anidada administrativamente dentro de la entidad más grande de Media, y por lo tanto, la supresión final de la revuelta mediana y el castigo de su líder. implicaría efectivamente la derrota definitiva de los rebeldes armenios. Esto es posible, pero todavía deja a Armenia en una posición anómala en la inscripción.

7. Sobre la geografía histórica del dahyu armenio, véase Khatchadourian (2008: 87–91).

8. Los eruditos han debatido el estado de Colchis dentro del imperio. Nunca fue catalogado como su propio dahyu. Bruno Jacobs (1994, 2000) y Maria Brosius (2010: 32) han sugerido que pudo haber sido parte del dahyu de Armenia, aunque posiblemente tenga un estatus diferente con respecto a las obligaciones con la corona, y posiblemente solo por un corto período de tiempo. .

9. Dicho análisis debe lidiar con los omnipresentes desafíos de combinar conjuntos de datos de encuestas en un análisis sintético (Alcock 1993 Alcock y Cherry 2004), además de los desafíos específicos que acompañan a tales esfuerzos en las tierras altas de Armenia, donde las encuestas sistemáticas y diacrónicas son extremadamente pocas y cerámicas. las cronologías de los siglos posteriores a Urartu son incipientes (Khatchadourian 2008: 351–356). Los estudios (y también las excavaciones) han luchado por diferenciar, basándose únicamente en la cerámica, el breve intervalo entre el colapso de Urartu y el período del dominio aqueménida. Para conocer la historia de las investigaciones a escala regional en las tierras altas de Armenia, consulte Khatchadourian (2008: 347–356). Al igual que con todos los esfuerzos en la encuesta "en paralelo" (Alcock y Cherry 2004), uno debe lidiar con diferentes métodos de recopilación, sistemas de registro de datos y grados de sistematicidad e intensidad. En general, demasiados esfuerzos de levantamiento de las últimas tres décadas todavía implican viajar en vehículo a lugares conocidos o prometedores, sin prospecciones intensivas (ver Khatchadourian 2008: tabla 7.1). Las políticas soviéticas de mejora de la tierra, un programa destinado a aumentar la productividad de áreas previamente no cultivadas, a menudo mediante el uso de excavadoras, que despejaron los campos para dar paso a la agricultura industrializada en granjas colectivas (Smith y Greene 2009), frustra aún más la encuesta sistemática en regiones de las tierras altas que se encuentran dentro de la antigua URSS.

10. Ver Khatchadourian (2008: 357–360) para una discusión detallada de la metodología utilizada en este análisis.

11. Ver Khatchadourian (2008: 360–383) para una discusión detallada de la metodología y los hallazgos de cada proyecto.

12. Los números son sorprendentes: en Doğubeyazıt hay un descenso en el número de sitios de 20 a 4 en Erciş, de 26 a 4 y en el lago Urmia, de 142 a 18.

13. Muş, que también está cerca del lago Van y el centro de Urartu, no se ajusta a este patrón, ya que el número de sitios permaneció constante. Lamentablemente, sin embargo, no es posible dar cuenta de la situación diferente en Muş, ya que en ausencia de descripciones detalladas de los sitios, ni siquiera está claro si los sitios de Hierro 2 de esta región eran fortalezas.

14. En la región de Bayburt, aunque se siguieron ocupando dos fortalezas durante el período del Hierro 3, la elevación media de los nuevos montículos no fortificados es menor que la de los montículos ocupados en el período del Hierro 2 (o urartiano). En el área del lago Sevan, todos los sitios de la era aqueménida recién fundados se encuentran en terrenos bajos o en lugares no fortificados (mientras que los sitios que fueron ocupados continuamente desde el período Iron 2, o Urartian, son asentamientos de fortalezas). En la región de Muş, solo podemos continuar con la declaración del investigador: “Las posiciones defensivas que los gobernantes urartianos favorecían en las colinas parecen ser, según nuestra evidencia actual, menos importantes durante la época de los imperios mundiales” (Rothman 2004: 149). .

15. Del griego rhysis, "fluir". Un ritón es “un recipiente con una pequeña abertura (o un pico corto) cerca de su extremidad inferior a través del cual podría salir un chorro de vino” (Stronach 2012a: 170).

16. Ver Arakelyan (1971) para fotografías de las vasijas antes de la restauración.

17. La embarcación encuentra numerosos paralelos, recuperados a través de excavaciones tanto ilícitas como controladas desde Asia Menor, hasta el Cáucaso y el sur de los Urales (Treister 2007 2013: 386–387).

18. En su análisis detenido de este friso, Treister (2015) detalla los diversos rasgos que ayudan a situarlo dentro de un campo cultural que conjuga los estilos formales persa y griego. Por ejemplo, la vestimenta de las figuras femeninas tiene un diseño tanto griego como persa. Quizás lo más notable son los dedos erguidos del hombre sentado y la mujer que se acerca a él, una forma de sostener los cuencos para beber que los estudiosos generalmente están de acuerdo en que se asocia con Persia (Dusinberre 2013: 133 Treister 2012: 120). Y, sin embargo, la probable asociación de la escena con el mito griego, unida a los numerosos puntos de comparación con las artes de Grecia y Asia Menor, sitúan a este objeto en esa complicada categoría heurística que los historiadores del arte han llegado a llamar, no sin reservas, greco- Estilo persa (para discusión, ver Gates 2002).

20. El candidato principal en la beca parece ser el sátrapa históricamente atestiguado, Orontes, sobre quien ver Khatchadourian (2008: 93-101).

21. Sobre lo cual ver p. 143 anterior.

22. En términos de datación, en la larga historia de erudición sobre estos recipientes, parece haber consenso en que el rito del caballo (sin jinete) y la copa estriada caen de lleno dentro del período del gobierno aqueménida, en algún momento después de la segunda mitad del siglo XX. siglo V (por ejemplo, Stronach 2011 Treister 2015). Existe cierto desacuerdo sobre los otros dos buques. Los argumentos recientes para la datación del ritón caballo-protoma con jinete van desde la segunda mitad del siglo V (Treister 2015) hasta finales del siglo IV (Stronach 2011), pero el peso de la erudición favorece una fecha dentro del período. de ascendencia aqueménida. En los últimos años, el ritmo de la cabeza de becerro se ha asignado de diversas formas a una fecha no posterior a la mitad o el tercer cuarto del siglo IV (Ter-Martirosov y Deschamps 2007 Treister 2012, 2013, 2015), o desde finales del cuarto hasta principios del siglo IV. siglo III (Hažatrian y Markarian 2003 Stronach 2011), sin embargo, los análisis más recientes de Treister dan peso a la datación anterior.

23. Muchos académicos han aceptado una procedencia en Armenia — ver Muscarella (1980: 30) para citas, así como Amiet (1983) — pero Muscarella tiene, con razón, dudas sobre la información proporcionada por los comerciantes.

24. Otros artículos de la colección incluyen una caja de plata cilíndrica, un plato de plata poco profundo y dos cucharadas de plata, posiblemente cucharas de incienso (para la comparanda de Persépolis, ver Simpson 2005: 128).

De Materia imperial: la antigua Persia y la arqueología de los imperios, por Lori Khatchadourian


Caño de cabeza de toro urartiano - Historia

El mundo se formó hace millones de años, y el hombre primero dejó rastros de su existencia hacia el final de la tercera edad de hielo.

El hombre se convirtió en Homo sapiens desarrollado después de un largo período de evolución gradual, cuando llegó a dominar el mundo con su inteligencia superior.

Primero luchó contra la naturaleza y luego contra las bestias salvajes de su entorno. Aprendió a hacer hojas de pedernal con piedras pulidas y a convertirlas en armas.

Anatolia ha sido sede de una variedad de culturas a lo largo de la prehistoria y la antigüedad. El Paleolótico o Edad de Piedra Temprana fue la primera época en ver asentamientos en Anatolia. Durante este período, aproximadamente entre 300.000 y 200.000 años en la prehistoria, el hombre se refugió en cuevas y aprendió a hacer exas y armas de hoja afilada con hojas de pedernal.

La edad de piedra media que sigue, también conocida como el período Mesolítico, fue una época en la que el hombre prehistórico mostró signos de evolución, pintando las imágenes de los animales que veía a su alrededor, animales a los que respetaba y temía, en las paredes. de su cueva, haciendo los primeros avances en el arte de la pintura.

¡Dejaré que las imágenes hablen! Sin embargo, tenga en cuenta que la siguiente es solo una pequeña fracción de las grandes obras de Anatolians. Deberías venir a Turquía para ver más. Figura femenina con leopardo.

La figura de la diosa sentada data del Neolítico tardío (5600 a.C.)

Edad del Bronce Antiguo (3 milenio a.C.) Cabeza y torso superior semicirculares, pechos y pies bañados en oro. Ojos trabajados en metal azul y negro.

Edad del Bronce Temprano (3 milenio a.C.) La figura de pie está desnuda, cabeza y cuello bañados en oro, cabello recogido en el cuello y vestidos que caen sobre la nuca. La estatuilla representa a la diosa madre.

Data de la segunda mitad del III milenio a.C. Caño pico elevado, cuello cilíndrico, cuerpo esférico y base redonda.

Edad del Bronz temprana (segunda mitad del 3er milenio). Con incrustaciones de finas espirales plateadas en el cuello, el torso, la frente y las puntas de los cuernos. Bronce fundido y batido.

Data de la segunda mitad del tercer milenio a.C., contiene divisiones triangulares y está asentada sobre una base en forma de 'H'.

El dios lleva faldas cortas, calza zapatos puntiagudos y lleva una espada en la cadera derecha. Apoyando su mano izquierda en el hombro del Rey, lo protege y actúa como su guía.

Una figura de marfil de origen Urartu que se cree que formó parte de una pieza de joyería. Data de la segunda mitad del siglo VIII a.C.

Figura de marfil de Urartu, que data de finales del siglo VIII a.C. Inciso y yeso. Un motivo típico de león de Urartian, de una joya.

Un recipiente finamente martillado en forma de cabeza de carnero de piezas exteriores e interiores dobladas juntas en el borde. El cuerpo está acanalado por una banda paralela y tiene rosetas debajo del borde. Data de finales del siglo VIII a.C.

Bronce batido. Acanalado vertical en el cuello y pétalos en forma de gota en el cuerpo. Data de finales del siglo VIII a.C.

Data del último cuarto del siglo IV a.C.

Data de finales del siglo I a.C. Se muestra al joven atleta descansando después de un esfuerzo. La figura está de pie, apoyada en un pilar, y representa a un joven de 12 a 14 años. La estatua data del período romano imperial temprano.

La figura de Cristo, vestido de blanco, saca a Adán y Eva de la tumba. El infierno se representa bajo los pies de Cristo.

Iglesia de Elmali Data del siglo XI, tiene un ábside grande y pequeño, con bóveda de crucería y flanqueada por cuatro columnas, y una cúpula central. Los frescos de esta iglesia son los más representativos del estilo del siglo II de todas las iglesias de Goreme, Nevsehir.

Monasterio de Sumela Se encuentra en una escarpada pared rocosa, en la región de Trabzon. Fue fundada por dos monjes, Varnena y Sofranios, excavando la pared rocosa del acantilado a una altura de 1300 m. Los frescos del monasterio ilustran escenas del ciclo cristiano y del Antiguo Testamento.

Construida por primera vez por Constantino I, la iglesia fue restaurada por Teodosio II y reconstruida en 537 por Justiniamus después de haber sido destruida en un incendio en 532. Se agregaron contrafuertes y minaretes durante el período otomano.

Este palacio, que está situado en el este de Turquía, cerca de la frontera irano-rusa, se encuentra en la cima de una cresta que domina la ciudad de Dogubeyazit. Data de 1781. Construido por el cacique de Cildiroglu Ishak Pasa II, nieto del gobernador otomano de Georgia, Ishak Pasa I, este castillo de estilo selyúcida tiene una superficie de 7600 m2. Se desconoce el arquitecto.

La mezquita de Ridvaniye está flanqueada por una piscina que contiene peces sagrados y rodeada por un complejo de madrasa. Esta mezquita y sus peces son el símbolo de Urfa. Data del siglo XVIII.

El Palacio de Dolmabahce fue construido entre 1843 y 1856. El palacio contiene un selamlik o cuartos masculinos, un gran salón, un harén y apartamentos para los príncipes herederos. Dolmabahce, al igual que los otros palacios otomanos de la época, como el palacio Beylerbeyi y la logia real de Kucuksu, reflejan el gusto europeizado otomano de esa época.

La mezquita de Sultanahmet está fundada en una de las siete colinas de Estambul. El arquitecto Mehmed Aga comenzó la construcción en 1609, y el arquitecto poeta e incrustador completó esta gran obra en 1617. En el complejo se incluyeron una logia imperial, una escuela, un koshk de servicio y tiendas de uno y dos pisos, que se extendieron por el área alrededor del mezquita.

La mezquita fue construida durante el reinado de Selim II (1569-1575) por el arquitecto Sinan. Es una mezquita de ocho muelles. El Selimiye fue concebido como parte de un complejo, que incluía una escuela, un colegio Kor'an, una escuela de tradiciones y otros edificios públicos.


Esfahan

Existe un cierto deber entre los visitantes de Irán: tranquilizar a los iraníes de que su país es hermoso, que nos agradan, que no, que no los vemos como terroristas. A estas alturas he empezado a contar de 3 a 1 cada vez que sospecho que alguien se acercará a nosotros para charlar o apostar con Sam hasta dónde llegaremos antes de que alguien nos detenga para hablar. Siempre la misma pregunta. Desesperado, esperando una respuesta diferente. & # 8216¿Qué piensas de Irán & # 8217? & # 8216 ¿Cómo se compara con lo que pensabas antes de venir? & # 8217

De hecho, no esperaba tanta hospitalidad. Los iraníes ganan el premio por ello.
Tampoco esperaba encontrar terroristas. Mucha gente parece desconfiar de eso. No lo estábamos, todavía no lo somos. Para mí está claro ahora que el terrorismo ocurre cuando y donde menos lo esperas, toma los bombardeos de Urumqi o el impacto en el avión de las aerolíneas malasias por un misil rebelde pro-ruso como ejemplos recientes.
No esperaba que me gustara tanto la comida iraní. Ambos somos más pesados ​​por eso. Esperaba que la gente hablara bien inglés. Y lo hacen.
Tenía la sensación de que las mujeres iraníes están de moda, pero no tenía idea de hasta qué punto lo están, hasta el punto de que me avergüenzan con mi vestuario limitado y mediocre. Estoy feliz de que sea Ramazan porque puedo evitar que me miren con lástima cada vez que salgo, dado que muchos de los lugares de moda cierran durante Ramazan. Comer después de las 8 pm funciona porque está oscuro y todos piensan en la comida que en mirar al turista desaliñado. Todavía no me he encontrado con la policía moral, a nadie parece importarle lo que te pongas, aunque supongo que este no es el caso en las zonas rurales de Irán. Hablando de todas estas turistas femeninas, extrañamente principalmente chinas y japonesas, que no sé cómo se las arreglan para perderse el punto sobre & # 8216tops deben llegar a la mitad del muslo & # 8217 y que cubrirse el cuerpo no significa llevar nada, es decir. Tu camiseta de gimnasia. Sí, querida, tienes los brazos cubiertos, pero aún podemos ver tu trasero bien formado. El uso de una bufanda parece ser para algunas mujeres la máxima modificación que tolerarán en su apariencia.

Y esas faldas y pantalones holgados hippies ... son mi muerte. Por favor mire a su alrededor. ¿Ves alguna mujer iraní que se respete y entienda la moda para llevar prendas ikat?

Con estos pensamientos me bajé de nuestro autobús urbano en Esfahan y comencé a caminar hacia el casco antiguo. El calor abrasador. Viento quieto.

Nuestro hotel nos recibió con su hermoso patio interior y una fuente en el medio, rodeado de camas de té. Era el cumpleaños de Sam en tres días y esperábamos algo un poco especial. La recepcionista nos guió a una habitación en el piso de arriba con su propio espacio exterior y una sala de estar con vista al patio. Decidimos tomarlo a pesar de ser un poco más caro de lo habitual. Pasamos el resto de la tarde adentro. Cuando el sol comenzó a ponerse, fuimos a una cantina cercana para comer y regresamos a la habitación en breve. Ambos estábamos destrozados.

A la mañana siguiente, tres cucarachas nos esperaban en el baño, la recepcionista pidió el pago de 1 noche y # 8217 para darnos nuestros pasaportes temporalmente para que pudiéramos comprar boletos de tren a Van. Ahora sé por qué los Esfahanis se llaman tacaños. Nadie más había hecho esa petición, como si fuera probable que dejáramos todas nuestras pertenencias en el hotel y desapareciéramos.
Caminamos durante dos horas, pidiendo a tres agencias solo que establecieran que no podíamos comprar boletos, cada una nos dio una razón diferente. O el sistema no funcionaba o teníamos que comprarlos a Tabriz (de ahí era donde queríamos ir). No estaba feliz esa mañana. El paseo por los bazares alrededor de la plaza del imán me ayudó a relajarme y después de mi siesta de la tarde habitual, rejuvenecido, pedí otra habitación con la esperanza de que las cucarachas se fueran.

Esa noche volvimos a la plaza. Con sus luces nocturnas encendidas y lleno de gente haciendo un picnic (los iraníes y el pasatiempo favorito # 8217) fue realmente muy agradable. Cuando el reloj marcaba las 8 pm, nos dirigimos al salón de banquetes ubicado en el interior del bazar, entre tiendas de antigüedades y telas con estampado de bloques. Elegimos una cama de té y hicimos nuestro pedido. Sam decidió probar el isfahan biryani, que no era similar al equivalente indio, sino un gran trozo de nan relleno con una sustancia similar a haggis, una pizca de albahaca tailandesa y lima. Aunque extraño al principio, estaba bastante sabroso. Opté por la dolma de hojas de parra y la dolma de berenjena, ambas con un sabor dulce y muy sabroso. Una jarra de doogh (una bebida de yogur diluido en agua y aromatizado con menta y otras hierbas, ligeramente ácidas y saladas) acompañó nuestra comida. Doogh es mi bebida favorita actualmente, me encanta y no puedo obtener suficiente, mi cuerpo tiene una gran necesidad de calcio.

Después de nuestra comida sucedió algo extraordinario. ¡¡UN CAFE!! Emocionados, entramos en el café Roozegar con poca luz y su ambiente estudiantil, familiar de mis días universitarios. Hombres jóvenes con bigotes y barbas, jeans y camisetas blancas o negras, mujeres con bufandas que cubrían holgadamente el cabello y el cuello, tomando café turco y jugos de frutas dulces. Una canción de la banda sonora de & # 8216Amelie & # 8217 a través de los altavoces. Pedí una bebida de azafrán y agua de rosas y Sam una de cítricos. Tomamos nuestros tragos lo suficientemente lento para asegurarnos de que disfrutábamos de nuestro nuevo descubrimiento.

A la mañana siguiente, los principales lugares de interés nos esperaban primero en la mezquita de Jameh, donde un profesor jubilado de literatura persa logró engañarnos para que hiciéramos un recorrido al quedarse y hablarnos a través de los sitios. Estaba al acecho mientras él comenzaba a hablar con Sam, así que me perdí la primera parte asumiendo, según la guía de LonelyPlanet, que él era el guía gratuito mencionado en el libro. Desafortunadamente, Sam asumió lo mismo y no comprobó. Al final de la gira, el tipo pidió dinero, lo que nos dejó perplejos. Sam le dio unos centavos porque en realidad pensó que la información era útil, pero luciendo decepcionado le dijo que & # 8216No fue cortés de su parte & # 8217 no decirnos que el tour tenía un precio. Al salir, como de costumbre, involuntariamente causé estragos en tierra santa con los guardianes de la mezquita cuando mencioné lo que había ocurrido. Para su crédito, buscaron, encontraron y llevaron al perpetrador a enfrentar su destino, es decir, a mí dándole un suave (dentro de mi capacidad de ser ese adjetivo) regañándome.

Salimos de la mezquita y después de perdernos gloriosamente en el casco antiguo y el bazar e bozorg llegamos a Jolfa, el barrio armenio. Sus residentes habían terminado en Irán después de que Shah Abbas I los trajera a Isfahan debido a su codiciada artesanía, muy necesaria para su reino en ese momento. Más tarde llegaron durante la época de las autorizaciones y el genocidio armenio cometido por los turcos, creando así una comunidad vibrante.

Ahora eran las 3 de la tarde y hacía mucho calor. Habíamos tomado un giro equivocado y terminamos perdidos nuevamente. Finalmente llegamos a la iglesia y museo de Valk, cuyo interior estaba decorado con horribles imágenes del martirio y el infierno, así como la historia del nacimiento hasta la muerte de Jesús. El museo adyacente tenía una variedad de parafernalia religiosa antigua de poco interés, pero una interesante ventana introductoria llena de libros, videos y fotografías del genocidio armenio por parte de los turcos.Una frase que se me quedó grabada en la mente, & # 8216 sin escuchar la voz de la conciencia, debes poner fin a su existencia (de los armenios) & # 8217, que fue un mensaje de Turquía al gobernador de Alepo, adonde fueron enviados muchos armenios durante las autorizaciones. El gobierno turco todavía niega la magnitud sin precedentes de la masacre y el hecho de que no fue provocada.

Esa noche regresamos al café Roozegar para tomar un café, pero luego no pudimos llegar a tiempo a la heladería. Siempre culparé al joven yuppie iraní cubierto con ropa de marca y con su ipad en mano que nos detuvo para charlar y con su verbosidad nos retuvo unos 20 minutos. Habló de su odio hacia el Islam e Irán, sus amigos que habían buscado asilo en Australia volando, su búsqueda de solo mujeres hermosas (él era bajo y feo). Estaba tan ensimismado y arrogante que cuando le pregunté cuál era su calificación, su respuesta fue & # 8216a smoothtalker & # 8217 y continuó diciendo que así se las arreglaría para obtener una visa en Australia. Perdiendo la paciencia y preocupándome por no conseguir mi helado, insté a Sam a que fuera y deseé que nunca nos encontráramos con él en Jolfa al día siguiente, ya que él frecuentaba allí. Nos dejó diciendo & # 8216oooh ella & # 8217 está caliente & # 8217 sobre el paso de una chica, nos pidió que le avisáramos si estábamos en Jolfa al día siguiente (afortunadamente se había olvidado de darnos su número y no había manera de que le recordaría) y desapareció para molestar a alguien más.
Sam y yo sentimos bastante lástima por él ya que, a pesar de su ingenuidad, debe sentirse muy solo en un país islámico.

Sin helado porque el lugar estaba cerrado, tomamos una comida rápida de dizi y regresamos al hotel donde nos acostamos en la cama de té fuera de nuestra habitación hasta que el personal del hotel & # 8216 dijo & # 8217 tiempo después de que otros huéspedes se quejaron de que estábamos hablando también. ruidosamente.

Sam amaneció el primer día de su año 31 de vida. Lo pasamos visitando la mezquita Imam, enorme, con azulejos muy elaborados, gloriosa, y el palacio Aliqapu de seis pisos con su sala de música inteligentemente diseñada y un balcón que daba a toda la plaza imam khomeini o Naqsh e Jahan, como lo llaman los lugareños, es decir, el patrón del mundo. Ciertamente cierto que desde ese balcón el sha podía ver todo lo que pasaba en el bazar, la plaza y la mezquita, además podía ver las carreras de caballos y los juegos de polo populares en su tiempo.

Nuestro intento de visitar el palacio de Chehelstoun esa tarde fue bloqueado por el horario de ramazan alterado, así que decidimos quedarnos otro día. Mientras tanto, Sam tenía su comida de celebración en un café-restaurante de moda escondido en Jolfa, que lo que tenía en el diseño se perdió en la calidad de la comida. Pasamos por alto la ensalada ultra amarga, causada por la vinagreta mezclada desproporcionadamente, el alto contenido de vinagre y la pasta demasiado cocida, y disfrutamos de la excelente oportunidad de observar a la gente joven y vieja de la clase media iraní. Dimos nuestro aplauso con una cerveza Bavaria sin alcohol con sabor a limón y pasamos el rato en la pequeña plaza Jolfa, donde los jóvenes se sentaban a charlar o llenaban el aire de la noche con sus rugientes motos.

Después de un comienzo tardío al día siguiente, llegamos al palacio y museo de Chehelstoun, lo que hizo que Sam admitiera que no le importaría ser un sha, tal vez de un país pequeño, nada demasiado extravagante. Riéndonos al pensar en Sam usando un turbante tonto con una pluma de faisán unida a él, nos dirigimos a las librerías para comprar algunas postales.

En nuestro camino paramos junto a una fuente. Un hombre de unos 20 años se acercó a charlar. En medio de todo eso, le pregunté a Sam si yo era su madre, lo cual lamentó mucho cuando Sam le explicó quién era yo. Después de disculparse profusamente, me preguntó si me había dejado el pelo gris (porque eso está muy de moda, ¿no?), Cavando así un agujero más profundo para él. La idea de que una mujer pueda tener canas prematuramente estaba obviamente fuera del alcance de las posibilidades de este tipo. Con una última y patética disculpa, desapareció y nosotros también. Sam hizo sus bromas habituales, pero yo estaba bastante mortificado.

Un joven de 18 años se unió a nosotros en nuestra caminata poco después de lo cual interrumpió mi diálogo interno sobre cuándo y dónde podré teñirme el cabello antes de llegar a las capitales de moda de Europa & # 8211 Estambul o Salónica parecen ser mis únicas opciones. Por cierto, realmente nunca estamos solos en Irán, como ya habrás notado.
Ali iba a estudiar medicina. Su inglés impecable.
Comenzó la conversación diciendo que la mayoría de las personas en Irán no ayunan y que el 95% de los jóvenes de su edad se alejan del Islam.
Su principal razón para sentirse así era que pensaba que no tenía sentido que los chicos tuvieran que reprimir sus impulsos hasta que se casaran.
Dijo que el Corán dice & # 8216un beso en el cielo dura 50 años & # 8217 y bromeó, & # 8216Angelina Jolie no ha besado durante tanto tiempo & # 8217, lo que implica que nadie, ni siquiera los más prometedores entre nosotros, podría o estaría dispuesto a besar. por tanto tiempo. Todos nos reímos a carcajadas. ¿Qué sentido tendría esperar llegar al cielo para experimentar todos los placeres cuando estos están al alcance de la mano en esta vida?
Ali estaba evidentemente exasperado por las discrepancias entre las enseñanzas coránicas y las prácticas de la gente. & # 8216¿Cómo puedes esperar hasta casarte y luego puedes tener cinco esposas? Preguntó.
Para apoyar aún más su pérdida gradual de la fe, recitó la primera línea del Corán: & # 8216Allah es grande y misericordioso & # 8217 y cuestionó la misericordia de Allah & # 8217 diciendo que las escenas de castigo se describen vívidamente en el Corán para aquellos que hacen el mal. & # 8216 ¿Dónde está la misericordia de Dios en eso? & # 8217 Preguntó.
Ali mencionó que una religión que promovía la idea de que si alguien te golpea, tú devuelves el golpe era inapropiada para nuestro tiempo. Habló de cómo el medio de desarrollo de un país es su cultura, pero los árabes lo habían privado con la introducción del Islam. Destruyeron los monumentos de Irán y violaron a las mujeres. Ali le preguntó una vez a su profesor de teología por qué, si los árabes eran musulmanes, hacían eso. Su maestro respondió que cuando un musulmán golpea a un no musulmán, puede tomar a este último como esclavo y obligar a las mujeres a casarse con él. Ali estaba mortificado por el punto de vista de su maestro, fue el golpe final para él.

Luego me preguntó cómo me sentía con el hiyab, a lo que respondí que no me importaba en particular porque en 10 días estaría para siempre fuera de Irán y no tendría que usarlo. Sin embargo, me sentí frustrada porque las mujeres en Irán no tenían opción, tratadas como objetos. Le dije que & # 8216 usar el hijab mientras los hombres pueden andar usando lo que quieran, tan apretado y tan revelador como quieran es no reconocer que las mujeres también tienen impulsos sexuales & # 8217. Ali me pidió que hablara más bajo ya que las personas eran muy sensibles al uso de ese lenguaje. Sin embargo, estuvo de acuerdo y ofreció un punto interesante.
& # 8216¿Qué sienten las mujeres en Irán sobre el hijab & # 8217? Yo pregunté. Dijo que estaba la ironía. Aunque no les gusta, cuando sucedió un evento crítico, como es el gran terremoto en Bam, se les recomendó preparar una bolsa con los elementos más necesarios en caso de que tuvieran que evacuar. & # 8216 ¿Sabes qué fue lo primero que pusieron las mujeres en esa bolsa? Su bufanda !! & # 8217 Dijo exasperado. No tenía sentido, aunque mantuve mis reservas en cuanto a creer totalmente en esa historia suya.
Sam le preguntó a Ali por qué las mujeres se operan la nariz. Para nuestra sorpresa y a diferencia de lo que pensábamos, Ali dijo que las mujeres en Irán carecen de confianza y siempre aspiran a verse rubias, con narices perfectas, básicamente como las occidentales. Eso me sorprendió porque siempre pensé que los iraníes eran una nación con suficiente historia y cultura para sentirse orgullosos y autosuficientes en lugar de necesitar modelos externos para fortalecer su estima.

Después de asegurarse de que nadie estaba escuchando, nos preguntó qué pensábamos sobre Israel y Palestina. Respondí fácilmente que nadie, aparte de los EE. UU., Apoya los actos de Israel, pero Irán tuvo que mantenerse al margen porque no era asunto suyo e Irán tiene sus propios problemas que resolver. & # 8216Una guerra es lo último que Irán necesita & # 8217, subrayé. Sin embargo, surgió allí un miedo profundamente cultivado. Explicó cómo Irán no quiere una guerra, pero teme que Israel y Arabia Saudita inicien una guerra con Irán. Explicó cómo Irán necesitaba la bomba nuclear para protegerse contra un posible ataque de Israel y Arabia Saudita y esta era una necesidad inminente ya que ambos países siguen comprando armas y aviones de combate de los EE. UU. En cantidades desproporcionadas en comparación con el tamaño de su población. y carecen del número equivalente de pilotos necesarios para volarlos.

Este era un chico que recién comenzaba la universidad, de una familia educada de clase media. Un niño que en gran medida supo reflexionar críticamente sobre la religión y su impacto en la sociedad iraní, sus contradicciones e insuficiencias. Sin embargo, expresó estos temores sobre los países vecinos que a nuestros oídos sonaban más a paranoia que a peligro real.

Una vez más, no estoy seguro de qué acceso a los medios tuvo este niño, pero si provenía de la televisión estatal, seguramente alimentaría un cultivo continuo de la idea de que Irán es vulnerable hacia sus países vecinos.
En general, daba miedo pensar lo que los iraníes que tienen la mitad de la educación de este niño y ninguno de sus antecedentes piensan sobre los mismos problemas, mientras que posiblemente tengan incluso menos acceso a los medios de comunicación de todo el mundo y un análisis político completo. Ali arrojó luz sobre una mentalidad que nos resultaba incomprensible.

La conversación se iluminó cuando le preguntamos a Ali sobre su hermana. Ali dijo que sus padres querían que su hermana se fuera de Irán y estudiara en el extranjero, pero Ali pensó que su hermana era totalmente incapaz de hacer eso. & # 8216 ¿Has estado en su habitación? ¡Es un desastre! ropa por todas partes, tu pie pisa algo y es un iphone 5. Si le dieras dinero, lo gastaría todo en un día en el centro comercial, ¡eso es todo lo que hacen las chicas todo el tiempo! & # 8217. Afirmó que las niñas en Irán hoy se crían tan protegidas dentro del hogar familiar que no podrían llevar la vida con éxito.
& # 8216 Sale con un chico y luego vuelve a pedirme mi opinión. Entonces, le digo, tienes dos opciones, pero a ella no le gusta ninguna y luego me culpa de que quiero lo peor para ella !! & # 8217 Sam y yo nos reímos de la universalidad de las relaciones entre hermanos & # 8217.

& # 8216¡Las mujeres en Irán, continuó Ali, tienen tres reacciones cuando les dices algo que no les gusta primero, lloran, luego, gritan y finalmente te golpean! & # 8217 En ese momento estábamos realmente partiéndonos de risa.
No importa lo agradable que fue toda esta charla, tuvimos que regresar a nuestra habitación ya que el calor y la falta de cafés abiertos debido a Ramazan ahora se estaban apoderando de nosotros. Nos despedimos de Ali y fuimos por caminos separados.

Esa noche se nos acercó una joven estudiante con un inglés excepcional que estaba haciendo una encuesta con los turistas sobre cómo se sienten sobre Irán. Sus preguntas giraban en torno a la seguridad, la posibilidad de ataques terroristas, el código de vestimenta, la libertad, etc. Completamos su cuestionario de la mejor manera que pudimos sabiendo que nuestras opiniones se basaron en 15 días de exposición a este país e interacciones principalmente con personas educadas de 20 algo que hablaban inglés, por lo que nuestra comprensión de lo que la gente en Irán pensaba sobre su país estaba sesgada. . Una cosa se sentía segura. Los jóvenes de Irán parecían inquietos.

Compartir este:

Como esto:


Caño de cabeza de toro urartiano - Historia

SUBTÍTULOS DE ILUSTRACIONES

lista de todas las imágenes de figuras y placas en las entradas de la letra G.

G ENTRADAS: SUBTÍTULOS DE ILUSTRACIONES

entrada en línea

texto del subtítulo

Figura 1. Fotografía de Annemarie von Gabain.

Placa I.Gabba, suroeste de Persia (?), Del siglo XIX. Montón de lana sobre urdimbre y trama de lana. 208,5 y veces 129,5 cm. El Museo Textil R33.00.4. Adquirido por George Hewitt Myers.

Lámina II. Gabbas en exhibición en una tienda Qa y scaronqāʾī en el garmsīr. Después de M. Aḥmadī y M. Maḵmalbāf, Gabba: fīlm-nāma wa ʿaks, Teherán, 1375 y Scaron. / 1996.

Lámina III. Una gabba de estilo contemporáneo. Después de M. Aḥmadī y M. Maḵmalbāf, Gabba: fīlm-nāma wa ʿaks, Teherán, 1375 y Scaron. / 1996.

Figura 1. Fotografía de Francesco Gabrieli. Después de Traini, ed.

Lámina I. Campana de estuco tallada en el meḥrāb de la mezquita del Viernes en Nāʾīn. Siglo 10. Fotografía de S. Blair.

Lámina II. Bóveda de Moqarnas de estuco moldeado en la tumba de ʿAbd-al-Ṣamad en Naṭanz, 1307. Fotografía de S. Blair.

Lámina III. Bóvedas de estuco perforadas en la llamada sala ldquomusic y rdquo del palacio ʿĀlī Qāpū, Isfahan. Principios del siglo XVII. Fotografía de S. Blair.

Figura 1. Pintura de Ḡolām-Ḥosayn Khan Ḡaffārī por Moṣawwer-al-Mamālek (1919). Cortesía de F. Gaffary.

Figura 1. Moḥammad-Ebrāhīm Khan Ḡaffārī. Después de M. Sepehr, Īrān dar jang-e bozorg, Teherán, 1336 y Scaron. / 1957, pág. 96.

Figura 1. Neẓām-al-Dīn Ḡaffārī. Después de Sepehr, pág. 172.

Figura 1. Fotografía de Bobodzhan Gafurovich Gafurov.

Placa I.Cuerpo (tana) y tubo de inmersión (mīlāb) de un ḡalyān. Después de Semsār, pág. 23.

Lámina II. Varios tipos de sarpū y scaron (cuencos superiores) utilizados con ḡalyāns para guardar carbón y tabaco. El modelo decorado con el retrato de Nāṣer-al-Dīn Shah ha sido particularmente popular. Después de Semsār, pág. 23.

Lámina III. Ḡalyān esmaltado con depósito en forma de coco (kūza) en la colección de las Joyas de la Corona de Persia. Altura: 37 cm. Después de Meen y Tushingham.

Lámina IV. Ḡalyāns inusuales con tubos muy largos. Período safávida. Después de Chardin, Pl. XIX.

Lámina V. Persas fumando ḡalyāns en una cafetería. Período safávida. Después de Tavernier.

Lámina VI. Mujer con ḡalyān corriente en los apartamentos privados de una casa persa. Según H. Grothe, Wanderungen in Persien, Berlín, 1910, frente a p. 260.

Figura 1. Producción de trigo en Persia por ostān, 1973.

Figura 2. Producción de trigo en Persia por ostān, 1992.

Figura 3. Distribución geográfica de la producción de trigo en Afganistán por provincia, 1983.

Figura 4. Producción de trigo en Afganistán por provincia, 1983.

Figura 1. Fotografía de Qāsem Ḡanī.

Figura 1. Fotografía de Reżā Ganjaʾī.

Figura 1. Claude Mathieu de Gardane, enviado a Teherán (diciembre de 1807 a febrero de 1809). Cortesía de Le Souvenir Napol & eacuteonien.

Figura 1. La & scaronkarī Bāzār, plano del Patio del jardín con pabellón cuadrado. Período Ghaznavid. Después de Schlumberger, 1978.

Figura 2. La & scaronkarī Bāzār, plano del Pabellón Cuadrado en el Patio del Jardín. Período Ghaznavid. Después de Schlumberger, 1978.

Figura 3. Disposición de un čahārbāḡ según el Er & scaronād al-zerāʿa (q.v.) de Qāsem b. Yūsof, 921/1515. Reconstrucción de M. E. Subtelny dibujo de W. Moskaliuk, según Stud. Ir., 1995.

Figura 4. Plano de Bāḡ-e Fīn, Kā & scaronān, fundado por Shah ʿAbbās pero reconstruido por Fatḥ-ʿAlī Shah, tal como apareció a finales del siglo XIX (después de Wilber, 1979).

Lámina I. El pabellón decagonal & ldquoNamakdān & rdquo en Gazorgāh (Herāt), probablemente Safavid. Fotografía de L. Golombek, 1966

Lámina II. Dibujo del pabellón Ha & scaront Behe ​​& scaront, Isfahan, construido a finales del siglo XVII. Dibujo de P. Coste, 1867.

Figura 5. Plano del jardín Shalamar. Después de Sikander.

JARDÍN iii. Influencia de los jardines persas en la India

Lámina III. Jardín Shalamar. Canal central del jardín público. Fotografía de H. Crane.

JARDÍN iii. Influencia de los jardines persas en la India

Lámina IV. Jardín Shalamar. Piscina central y pabellones de mármol. Fotografía de H. Crane.

Lámina V. Para las artes decorativas, la & ldquogarden carpet & rdquo es la recreación por excelencia del jardín, mientras que las pinturas representan el jardín como escenario de eventos. Los motivos vegetales como adorno pueden entenderse como alusiones genéricas al jardín. En circunstancias especiales, estas alusiones pueden verse como alusiones a temas paradisíacos.

Lámina VI. Escena de jardín con piscina, de un manuscrito de Neẓāmī & rsquos Ḵamsa, ca. 1420. Museo Metropolitano de Arte, donación de Alexander Smith Cochran, 1913. (13.228.13)

Figura 1. Albert Joseph Gasteiger. Bilderarchiv der & Oumlsterr. Nationalbibliothek, NB 518.583. Después de Slaby, Pl. 7.

Figura 1. La batalla de Gaugamela, representada en el Mosaico de Alejandro de la Casa del Fauno, Pompeya. Museo Archeologico Nazionale Napoli. Fotografía autorizada bajo la GFDL por el autor de la fotografía publicada bajo la Licencia de documentación libre GNU. (Ver http://en.wikipedia.org/wiki/File:Alexandermosaic.jpg.)

Placa I. Gāvbāzī en Gīlān a principios del siglo XIX. Después de Rabino, 1914.

Lámina II. Varzā jang en la llanura central de Gīlān en 1993. Fotografía de C. Bromberger.

Lámina III. Palang, el gāvbāzī campeón en 1365-66 y Scaron. / 1986-87. Fotografía de M. Ajiri, cortesía de C. Bromberger.

Placa I. Astragalus adscendens Boiss y Haussk, Leguminosae. Fotografía de B. Grami, septiembre de 1979.

Lámina II. Gaz plantas al pie de las colinas de Ḵᵛānsār. Gaz los recolectores se pueden ver en el fondo. Fotografía de B. Grami, septiembre de 1979.

Lámina III. Gaz recolectores con sus herramientas al pie de las colinas de Ḵᵛānsār. Fotografía de B. Grami, septiembre de 1979.

Lámina IV. Reunión gas: tocar la planta y recolectar gas en el cuenco de cuero. Fotografía de B. Grami, septiembre de 1979.

Figura 1. Sitio y monumentos de Ḡaznī. Después de Ball, II, pág. 24, fig. 24.1.

ḠAZNĪ ii. Monumentos e inscripciones

Lámina I. Minarete de Masʿūd III en Ḡaznī. Después de Survey of Persian Art VIII, p. 356.

ḠAZNĪ ii.Monumentos e inscripciones

Lámina II. Inscripción cursiva en la tumba de Maḥmūd I. Fotografía de U. Scerrato, Istituto Italiano per l & rsquoAfrica e l & rsquoOriente, Dep. CS Neg. R 2152/8.

Figura 1. Bernhard Geiger (tercero desde abajo) en el banquete del centenario ofrecido a la American Oriental Society, Copley-Plaza Hotel, Boston, 9 de abril de 1942. Fotografía de Fay-Foto, Boston, cortesía de R. N. Frye.

Figura 1. Wilhelm Geiger. Según W. W & uumlst, ed., Studia Indo-Iranica: Ehrengabe f & uumlr Wilhelm Geiger, Leipzig, 1931.

Figura 1. Karl Friedrich Geldner. Según W. Rau, Bilder hundert deutscher Indologen, Wiesbaden, 1965, p. 53.

Figura 1. Fotografía de Rudolf Gelpke.

Figura 1. Representación esquemática de una muela abrasiva.

Figura 1. Hjalmar O. Hjalmarson (centro) y oficiales de la Gendarmería. Según M. Sepehr, Īrān dar jang-e bozorg, Teherán, 1336 y Scaron. / 1957, p. 106.

Lámina I. Retrato de un khan mongol en el Tractatus de septem vitiis, uno de los primeros ejemplos conocidos de una imitación europea de una miniatura persa. Génova, siglo XIV. MS London, British Library, Add. 27695, fol. 13. Con permiso de la Biblioteca Británica.

Figura 1. Límites y divisiones administrativas provinciales de la República Islámica del Irán (1995). Después del Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas, Sección Cartográfica, mapa no. 3891.

GEOGRAFÍA iii. Geografía política

Figura 2. La formación del estado afgano. (a) Divisiones territoriales de los pastunes. (b) Fronteras del estado afgano 1762-72 y sus fronteras internacionales en la actualidad. Según Planhol, 1993, p. 608, fig. 46.

GEOGRAFÍA iii. Geografía política

Figura 3. Evolución de las divisiones administrativas de Afganistán. (a) Divisiones en 1946. (b) Divisiones hasta 1964. (c) Divisiones después de 1964. (d) Divisiones en 1982. Después de Planhol, 1993, p. 630, fig. 47.

Figura 1. Mapa del área entre las montañas Zagros y las colinas de Karkūk, representado en una tablilla de arcilla babilónica que contiene el mapa topográfico más antiguo conocido del mundo y rsquos.

GEOGRAFÍA iv. Cartografía de Persia

Figura 2. El mundo habitado reconstruido desde Estrabón (64 a. C.-21 d. C.). Según Bunbury, II, p. 238.

GEOGRAFÍA iv. Cartografía de Persia

Lámina I. El & ldquoFifth Mapa de Asia & rdquo (Quinta Asiae Tabula). Después de Ptolomeo, Geografia, ed. L. Holle, Ulm, 1482.

GEOGRAFÍA iv. Cartografía de Persia

Lámina II. Eṣṭaḵrī & rsquos mapa del & ldquoPersian Sea. & Rdquo MS Istanbul, Topkapı Sarayĭ K & uumlt & uumlphanesi. Después de Y. Kamal, Monumenta Cartographica Africae et Agypti, El Cairo, 1932.

GEOGRAFÍA iv. Cartografía de Persia

Lámina III. Mapa del mundo en Zakarīyāʾ Qazvīnī & rsquos Āṯār al-belād. Después de Kamal (1926-51).

GEOGRAFÍA iv. Cartografía de Persia

Lámina IV. Dibujo de mapa de Ardabil por Pieter van der Aa, 1719.

GEOGRAFÍA iv. Cartografía de Persia

Placa V. & ldquoThe Reino de Persia. & Rdquo Mapa de John Speed ​​en su atlas, La perspectiva de las partes más famosas del mundo 1627.

GEOGRAFÍA iv. Cartografía de Persia

Lámina VI. El primer mapa oficial de Teherán, preparado para Amīr Kabīr por August Křziž en 1857. 92 & veces 76 cm escala 1: 2.880.

Figura 1. Zonas estructurales geológicas de Persia.

Figura 2. Distribución de los recursos minerales en Persia.

Figura 1. Georgia moderna. Después del Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas, División Cartográfica, mapa no. 3180 Rev.2.

Figura 2. Georgia en el siglo XVI. Según K. Salia, History of the Georgian Nation, París, 1983, p. 253.

Figura 3. Ubicación de la antigua Georgia (Colchis e Iberia). Después de Braund, pág. xviii, mapa 1.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 4. Mapa esquemático de Georgia que muestra los principales sitios arqueológicos. Después de Kacharava, pág. 79, fig. 1.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 5a. Objetos aqueménidas en la Cólquida: placa de oro en la mejilla con una representación de Ahura Mazdā (Sairkhe). Adaptado de Nadiradze, Tabla V, 3.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 5b. Objetos aqueménidas en la Cólquida: ritón plateado Mtisdziri, alrededores de Vani. Adaptado de Gamkrelidze, fig. 21.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 5c. Jarras con asas tubulares. Según Mikeladze, 1990, Tabla XV.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 6a. Phiale de plata aqueménida de Colchis. Vani. Adaptado de Vani IV, figs. 199, 202.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 6b. Phiale de plata aqueménida de Colchis. Alrededores de Dioscuria. Después de Kvirkvelia, p. 81, fig. 21.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 6c. Phiale de vidrio aqueménida de Colchis. Sairkhe. Después de Nadiradze, Tabla XXXVIII, 1.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 7a. Restos arquitectónicos de Colchis (Sairkhe): capitel dórico. Después de Kipiani, Tablas X.1.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 7b. Restos arquitectónicos de Colchis (Sairkhe): bull-protome. Después de Kipiani, cuadro IX.2.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 8a. Restos arquitectónicos de Iberia: Tsikhiagora. Después de Kapiani, Tabla II, 2.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 8b. Restos arquitectónicos de Iberia: Dedoplis Mindori. Después de Kapiani, Cuadro XXXIX.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 8c. Restos arquitectónicos de Iberia: plano del complejo de templos de Dedoplis Mindori. Según Gagoshidze, 1992, p. 30, fig. 1.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 8d. Restos arquitectónicos de Iberia: reconstrucción de columna en Nadarbazevi, Mtskheta. Después de Lezhava, Cuadro LIX, 5.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 9a. Material de Samadlo: pintura roja sobre pitones. Según Gagoshidze, 1981, Cuadro XVII.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 9b. Material de Samadlo: relieves en piedra caliza de escena de caza. Según Gagoshidze, 1981, Cuadro XIX, 236.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 10. Cerámica ibérica de los siglos VI-I a. C. Adaptado de Narimanishvili, passim y Gagoshidze, 1981, passim.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 11a. Cerámica ibérica de los siglos VI-I a.C. Adaptado de Narimanishvili, passim y Gagoshidze, 1981, passim.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 11b. Cerámica ibérica de los siglos VI-I a.C. Adaptado de Narimanishvili, passim y Gagoshidze, 1981, passim.

GEORGIA iii. Elementos iraníes en el arte y la arqueología de Georgia

Figura 12. Placas óseas grabadas con escenas de caza e inscripciones en arameo. De Dedoplis Mindori. Según Gagoshidze, 1992, p. 42, fig. 13.

Lámina I. Caza de Rostevan y Avtandil. Del Vepkhistqaosani. MS Tbilisi, Instituto de Manuscritos Kekelidze, Academia de Ciencias, S. 5006, fol. 16r.

GEORGIA iv. Contactos literarios con Persia

Lámina II. Vis se encuentra con la enfermera. De los Visramiani. MS Tbilisi, Instituto de Manuscritos Kekelidze, Academia de Ciencias, S. 3702, fol. 19v.

Lámina I. Techo del Čehel Sotūn, Isfahan. Fotografía de S. Blair.

Lámina II. Panel de estuco tallado en la entrada de Rebāṭ-e Māhī. Siglo 12. Fotografía de M. Milwright.

Lámina III. Decoración de baldosas de terracota talladas en Masjed-e Jāmeʿ, Gonābād. siglo 14. Fotografía de M. Milwright.

Lámina IV. Cortar el revestimiento de baldosas. Gonbād-e Sabz, Ma & scaronhad. 1082/1671. Fotografía de M. Milwright.

Plate Va. Mawj-e čahār lenga bā qofl-e lā elāh ellā Allāh wa yā Moḥammad yā ʿAlī.

Placa Vb. Mūrd-e haft rangī-e zanjīra-ye do baḵ & scaronī.

Placa Vc. Ha & scaront-čahār lenga-ye morabbaʿ.

Placa I. Taḵt-e Solaymān. Sitio del templo del fuego de Sasán (siglos V-VII d.C.) y del palacio mongol (siglo XIII). Fotografía cortesía de Deutsches Arch & aumlologisches Institut, Berlín.

ALEMANIA ii. Excavaciones y estudios arqueológicos

Lámina II. Vista de Besṭām (Azerbaiyán), sitio de una fortaleza de Urartian excavada por arqueólogos alemanes desde 1969 en adelante (ver EIr. IV, págs. 175-77). Fotografía cortesía de Deutsches Arch & aumlologisches Institut, Berlín.

Lámina III. Bol con laúd y bendición árabe en escritura cúfica en el borde. Plata y niel. Irán, siglos X-XI. Cortesía de Staatliche Museen zu Berlin, Preussischer Kulturbesitz, Museum f & uumlr Islamische Kunst (Inventario nº I.582). 5-77). Fotografía cortesía de Deutsches Arch & aumlologisches Institut, Berlín.

ALEMANIA vi. Colecciones y estudio de arte persa en Alemania

Lámina IV. Meḥrāb de cerámica vidriada con relieves arabescos e inscripciones coránicas en escritura cúfica y nask y ograve. Kā & scaronān. Con fecha de Ṣafar 623 (febrero-marzo de 1226) y firmado por Ḥasan b. ʿArab y scaronāh. Cortesía del Staatliche Museen zu Berlin, Preussischer Kulturbesitz, Museum f & uumlr Islamische Kunst (Inventario nº I. 5366).

Lámina V.La escuela alemana (Madrasa-ye ālmānī) en Teherán según H. Grothe, Wanderungen en Persien, Berlín, 1910, frente a la pág. 272.

ALEMANIA viii. Influencia cultural alemana en Persia

Lámina VI. Aula y alumnos de la escuela alemana (Madrasa-ye ālmānī) en Teherán Después de H. Grothe, Wanderungen en Persien, Berlín, 1910, frente a la p. 272.

Figura 1. Fotografía de Antoine Ghilain.

Figura 1. Fotografía de Roman Ghirshman.

Figura 1. Heydar Ghia & iuml-Chamlou (fotografía cortesía de Yves Ghia & iuml-Chamlou).

Lámina I. Cúpula del Majles-e Senā (Senado) en Teherán, diseñada por Gīāʾī y Forūḡī.

Figura 1. La provincia de Gīlān.

GĪLĀN i. Geografía y Etnografía

Figura 2. Divisiones administrativas de Gīlān.

Figura 3. El valle de Safīdrūd, provincia de Gīlān.

Figura 4. Valle de Gowharrūd que muestra la ubicación y la topografía de Marlik Tepe.

Lámina I. Vista de Marlik Tepe y sus alrededores. (Fotografía cortesía de E. O. Negahban.)

Lámina II. Jarra con pico largo. Cerámica gris. Altura: 25 cm. Mūza-ye Īrān Bāstān (Mūza-ye Mellī). (Fotografía cortesía de E. O. Negahban.)

Lámina III. Cuenco de oro con toros alados. Altura: 18 cm. Mūza-ye Īrān Bāstān. (Fotografía cortesía de E. O. Negahban.)

Lámina IV. Cuenco de oro con grifos y toros alados. Altura: 19 cm. Mūza-ye Īrān Bāstān. (Fotografía cortesía de E. O. Negahban.)

Plato V. Vaso de precipitados de oro con unicornios. Altura: 17,5 cm. Mūza-ye Īrān Bāstān. (Fotografía cortesía de E. O. Negahban.)

Lámina VI. Figurilla de cerámica femenina sujetando un recipiente con pico contra el pecho. Altura: 37,5 cm. Mūza-ye Īrān Bāstān. (Fotografía cortesía de E. O. Negahban.)

Lámina VII. Busto de oro hueco del rey. Altura: 11,7 cm. Mūza-ye Īrān Bāstān. (Fotografía cortesía de E. O. Negahban.)

Lámina VIII. Figura de toro jorobado con pendientes de oro. Cerámica roja. Altura 23 cm. Mūza-ye Īrān Bāstān. (Fotografía cortesía de E. O. Negahban.)

Lámina IX. Modelo de bronce de bueyes con yugo y arado. Longitud: 20 cm. Mūza-ye Īrān Bāstān. (Fotografía cortesía de E. O. Negahban.)

Placa X. Colgante de oro con jaula granulada. Altura: 3,8 cm. Mūza-ye Īrān Bāstān. (Fotografía cortesía de E. O. Negahban.)

Lámina XI. Collar de granadas de oro y abalorios de cornalina roja. Longitud: 25 cm. Mūza-ye Īrān Bāstān. (Fotografía cortesía de E. O. Negahban.)

Figura 5. Gilān en el período moderno temprano (después de Rabino, 1917, p. 488). Mapa generado con el software ArcView GIS. Fuentes de datos: Digital Chart of the World, 1993 y ArcWorld 1: 3m, 1992, ESRI, Inc. (los datos topográficos no están disponibles para todas las ubicaciones).

Lámina XII. Detalle del sarcófago de madera en la primera cámara del santuario Čahār Pād & scaronāhān en Lāhījān (# 19). Después de Sotūda, II, lámina 75.

Lámina XIII. Azulejos de loza antiguos en el dado del ayvān del santuario Čahār Pād & scaronāhān (# 19). Después de Sotūda, II, lámina 84.

Lámina XIV. Mural en el santuario de Āqā Sayyed Moḥammad en el pueblo de Pīnčā en Āstāna (# 23) que ilustra la ascensión del Profeta y rsquos (meʿrāj) al cielo. Después de Sotūda, II, lámina 149.

Lámina XV. Detalle del sarcófago de madera en Zanjīr Āstāna, el santuario de Sayyed ʿAlī Ḡaznavī en el pueblo de Tajen Gūka en Lāhījān (# 26). Después de Sotūda, II, lámina 136.

Lámina XVI. El santuario de ʿAwn b. Moḥammad en Māsūla (# 36). Después de Sotūda, I, lámina 61.

Lámina XVII. Mural en el santuario de Bābā Walī en Deylamān (# 39) que ilustra la ascensión del Profeta y rsquos. Después de Sotūda, II, lámina 20.

Lámina XVIII. El interior de la mezquita de Ṣafī / y Scaronahīdīya en Ra & scaront (# 44). Después de Sotūda, I, lámina 173.

Lámina XIX. Techo piramidal de la tumba de Shaikh Tāj-al-Dīn Zāhed Gīlānī at & Scaronayḵānavar (# 64). Después de Sotūda, II, lámina 123.

Lámina XX. Murales que ilustran escenas religiosas del santuario de Āqā Sayyed Ḥosayn y Āqā Sayyed Ebrāhīm en Fo & scaronkālī Maḥalla en Langarūd (# 70). Después de Sotūda, II, lámina 167.

Lámina XXI. La celosía de madera transenna en el santuario de Āqā Mīr y Scaronahīd en el barrio Ordūbāzār de Lāhījān (# 79). Después de Sotūda, II, lámina 55.

Lámina XXII. El púlpito y el nicho de oración en la Mezquita Akbarīya, Lāhījān (# 82). Después de Sotūda, II, lámina 70.

Figura 1. Propietario limpiando un tramo de canal proporcional al tamaño de su campo de arroz. Área del delta de Sefidrud, abril de 2000, cortesía del autor.

Figura 2a. Rastrillar el campo de arroz antes de trasplantar, con una tabla tirada por un caballo. Área del delta de Sefidrud, mayo de 1993, cortesía del autor.

Figura 3. El espesor del agua alcanza los 10 cm en el transcurso del crecimiento de las plantas. Área de Sarāvān, junio de 2003, cortesía del autor.

Figura 4. El campo de arroz ha sido drenado antes de desyerbar. Área del delta del Sefidrud, junio de 1996, cortesía del autor.

Figura 2. Dos ejemplos de recintos domésticos en la llanura de Gilān.

Figura 4. Un agricultor rico y una casa de rsquos con dos tālārs en Sadeh (la llanura interior del centro de Gilān).

Figura 5. Organización formal y semántica de la casa.

Figura 6. Casa en Deylamān, 1972.

Mapa 1. Bases y cimientos de viviendas. Los símbolos negros indican varias formas de levantar la casa del suelo.

Mapa 2. Distribución de los principales tipos de muros de vivienda. Las paredes de troncos siempre están cubiertas de barro en la llanura, nunca en los prados alpinos (chalés de verano).

Mapa 3. Distribución de tipos de cubiertas y materiales de cobertura.

Mapa 4: Distribución de los principales tipos de graneros de arroz y diferentes métodos de secado del arroz.

Lámina I.Vivero de gusanos de seda (telembār) en el distrito de Langarud, primavera de 1996. Cortesía del autor.

Lámina II. Casa en el distrito norte de Ra & scaront con techo a cuatro aguas y dos tālārs, 1974. Cortesía del autor.

Lámina III. Casa de dos pisos con techo puntiagudo en el delta del Safidrud, 1974. Cortesía del autor.

Lámina IV. Casa de la llanura central, febrero de 1974. Cortesía del autor.

Lámina V. Casa de pastores de invierno en el sur de Ṭāle & scaron, cuyo piso superior está reservado para el ganado que llega a él por una rampa talada, 1974. Cortesía del autor.

Lámina VI. Pārgā, shepherd & rsquos morada en el sur de Ṭāle & scaron, invierno de 1974. Cortesía del autor.

Lámina VII. Cabaña de verano cubierta de guijarros y madera tosca en el sur de Ṭāle & scaron, verano de 1972. Cortesía del autor.

Lámina VIII. Casas con techos planos en Keli & scaronom, un distrito al sur de Gilān, verano de 1972. Cortesía del autor.

Figura 1 Recinto con varios hogares en una aldea de la llanura central de Gilān (1982).

GILĀN xiii. Parentesco y matrimonio

Placa I. ʿAqd, Gilān plain, primavera de 2000 (cortesía del autor)

GILĀN xiii. Parentesco y matrimonio

Lámina IIa. Marriage, Gilān plain, primavera de 1996 (cortesía del autor).

GILĀN xiii. Parentesco y matrimonio

Lámina IIb. Marriage, Tāle & scaron, otoño de 2007 (cortesía del autor).

GILĀN xiii. Parentesco y matrimonio

Lámina III. Hanābandon, Gilān 2000 (cortesía del autor).

Lámina I 1. Cuna en una casa en Sarāvān, enero de 1991 (cortesía del autor).

Lámina II. Cementerio ubicado frente a la mezquita y equidistante de las dos aldeas principales, Laskukālaye, delta de Safidrud, abril de 1996 (cortesía del autor).

Lámina III. Tumba de un y scaronahid (mártir) de la guerra Irán-Irak, Laskukālaye, delta de Safidrud, abril de 1996 (cortesía del autor).

Lámina IV. Ceremonia de duelo en el haftom (séptimo día después de la muerte), Amiranda, área de Āstāna, marzo de 2000 (cortesía del autor).

Placa V.A sofra con el haft pecado y especialidades locales (nun-e berenji, etc.) en Lelevejesar, costa del Caspsian, cerca de Kiā & scaronahr, marzo de 1997 (cortesía del autor).

Lámina VI. Una banda de músicos ambulantes de taʿzia, área de Fuman, junio de 2003 (cortesía del autor).

Lámina VII. Procesiones de grupos de penitentes en Āstāna durante ʿA & scaronurā, 1974 (cortesía del autor).

Lámina VIII. Cruzando el pol-e ṣerāṭ en el lomo de una cabra, área de Lāhijān, abril de 2000 (cortesía del autor).

Lámina IX. Para ahuyentar el mal de ojo, se colocan cáscaras de huevo en las ramas del jardín, Laskukālaye, Safidrud delta, abril de 2002 (cortesía del autor).

Lámina X. A & scarontak, llanura central de Gilān, abril de 2000 (cortesía del autor).

Lámina XI. Lafenbāzi, Dama & scaronk, montañas Gilān, junio de 2008 (cortesía del autor).

Lámina XII.Ko & scaronti gila-mardi, Āstāna area, julio de 2007 (cortesía del autor).

Lámina I. Dobara, llanura de Gilan, 1996 (cortesía del autor).

GILAN xvii. Relaciones de género

Lámina II. Hombre y mujer preparando el terreno del vivero, llanura de Gilan, 1993 (cortesía del autor).

GILAN xvii. Relaciones de género

Lámina III. Alimentando gusanos de seda con hojas de morera, llanura de Gilan, 1996 (cortesía del autor).

GILAN xvii. Relaciones de género

Lámina IV. Hombres ordeñando cabras en las montañas Gerdesāya, Ṭāle & scaron, 1972 (cortesía del autor).

GILAN xvii. Relaciones de género

Lámina V. Hombres reunidos alrededor de un juego de ha & scarontak, llanura de Gilan, 2000 (cortesía del autor).

Figura 1. Pala. a: ḵelik, celā (b) ru: (1) dasta, (2) tiqa. B: ḵelik, cela (b) ru: (1) dasta, (2) tiqa. C: gerbāz: (1) dasta, (2) pācu, (3) tiqa. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 2. Billhook. a: dās. B: dās de los pastores Gāle y scaron: (1) dasta, (2) tiqa. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 3. Hoz: dāra. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 4. Secado del arrozal suspendiendo las roldanas sobre vigas: (1) ḵārek, (2) ḵārekču, (3) darz (gavilla). (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 5. Estructura de un techo apuntado con cuatro lados iguales. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 7. Una ard del área de Ra & scaront (kāvol): (l) mo y scarontaka, (2) & scaronāna, (3) kulusa, gal y scaronu, (4) āhansa, āhansar, (5) rāstadār, (6) pi y scaronāzan. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 8. Un ard del área del delta (gājema): (1) mu & scaronta, mo & scarontak, (2) & scaronāna, (3) kunusa, galvāč, (4) āhansat, āhinsar, (5) rāstadār, sartawl, tāval, (6 ) lāfansar, katāvsar. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 9. Tipos de arado en los campos de arroz. a1: a & scaronkel, porkani y scaronoḵm. a2: dobāra, dokula, vākār. a3: urān, sekār, kār-a-kun. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 10. A Tāle & scaroni ard ḵi & scaron :): (1) oskolan, (2) pi & scaronāzan čub, (3) gāvāhan, (4) rā & scarontdār, lat. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 11. Yugos de la llanura de Gilan. a: buey simple, yugo de madera (regazo, jat). b: un solo caballo, yugo de tela. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 12. Yugo de doble arco (Deylamān): (1) chorro, (2) samaču. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 13. Harrow (pi & scaronkāvol, lot): (1) ma & scarontaka, mo & scaronteka, mo & scarontaka, (2) & scaronuna, & scaronāna, (3) pi & scaronkāvol. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 14. Aguja de mano (tanda, darmārda) utilizada para completar la operación de nivelación. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 15. Almacén (kuruj, telembār, área de Ra y scaront): (1) kulasakat, (2) sarsakat, (3) ajār, celosía de ramas colocadas frente a la entrada, (4) sar, techo. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 16. Almacén (kanduj, área delta): (1) ḵāk y cine, cimentación de embadurnamiento y piedra, (2) rit, vigas pequeñas, (3) tāḵte, tablero, (4) linga, poste, (5) par , protector de rata hecho de un plato de madera, (6) lār, (7) vā & scaronan, (8) paracub. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 17. Almacén elevado (kanduj, llanura oriental): (1) ḵāk y cine, cimientos de embadurnamiento y piedra, (2) lang, poste, (3) kula, (4) sutun, (5) zigāl, (6) sar, techo. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 18. Mayales. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 19. Ard (gādār) utilizado en las áreas Deylamān y Rudbār: (1) mo & scaronte, (2) culat, lat, (3) lat, latu, (4) gājemedār, gādār, (5) pi & scaronazen, (6) pilak kili, (7) kucekili. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 20.Presión de aceitunas trituradas entre dos tablas (divarku). (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 21. Máquina de prensado de aceite (dastgāh-e roḡan ke y scaroni): (1) balagerd, (2) bālak, (3) lafan, (4) taram, (5) dastelat, (6) ango y scarontak, bisagra de hierro que une los dos dastelats, (7) dastelat, (8) žāmen, (9) Katreki, (10) pilaču, (11) kisa, que contiene las aceitunas trituradas. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Figura 22. Triturar las aceitunas con una muela de molino vertical giratoria (dastgāh-e piči): (1) cachorro, (2) sang-e piči, (3) jāl. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Lámina I.Mantener el equilibrio cuando se alimenta a los gusanos de seda con ramas de moreras, área de Langarud, 1996. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Lámina II. Una forma antigua tendida sobre un kura (brasero) usado para secar hojas de té, área de Lāhijān, 1996. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Lámina III. Rastrillando el campo de arroz con un (pi & scaronkāvol), área del delta de Safidrud, 2000. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Lámina IV. Cubriendo el grano de la semilla con ramas de saúco, área del delta de Safidrud, 2000. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Placa V. Trasplante (ne & scaronā) las plántulas, área de Amla y Scaron, 1993. (Cortesía del autor)

GILAN xviii. Técnicas de producción rural

Lámina VI. Dos bueyes, unidos por un yugo de collar, trillando la cosecha, área de Deylamān, 1972. (Cortesía del autor)

Figura 1. Telar (título demasiado largo)

Figura 2. Telar (sur de Ṭāle y scaron)

Figura 3. Telar de pedal con dos hileras de lizos para tejer & scaronāl (Southern T & acirclesh). Cortesía del autor.

Figura 4. Un telar de alfombra. (Cortesía del autor)

Figura 5a. Un horno, Ṭāle central y scaron. (Cortesía del autor)

Figura 5b. Horno vertical en Gildeh y Ḵortum: 1. āte & scaronḵāne, cámara de combustión 2. kure, cámara 3. dudke y scaron, chimenea 4. darb, abriéndose a la cámara. (Cortesía del autor)

Figura 5c. Horno en forma de túnel: 1. dudke y scaron, chimenea 2. kure, cámara 3. zanburi, tobera 4. ojāq, caja de fuego. Cortesía del autor. Dibujos según T. Achouri.

Figura 6. Rueda de alfarero y rsquos en aldeas cercanas a Siāhkal: 1. sarčaḵ, plato giratorio 2. mil, eje 3. tabag, volante. (Cortesía del autor)

Lámina I.Telar (pāčāl) con pedales, ver también la Figura 1. (Cortesía del autor)

Lámina II. Tejido Čādor & scaronab. (Cortesía del autor)

Lámina III. Bordado sobre el diseño aplicado. (Cortesía del autor)

Lámina IV. Tejiendo esteras de juncos. (Cortesía del autor)

Lámina V. Llevando productos al mercado en grandes bskets (zanbil) en un poste (čān ču). (Cortesía del autor)

Lámina VI. Talleres de alfarería con torno alfarero y rsquos. (Cortesía del autor)

Lámina I. El bazar de Rasht, 1993. Arroz, semillas secas, verduras frescas, aceitunas, etc .: los platos básicos en Gilān son bastante variados. (Cortesía del autor)

Lámina II. Preparando re & scaronte ḵo & scaronkār, the bazaar of Rasht, 1996. (Cortesía del autor)

Lámina III. Una comida en una familia urbana, Rasht, 1996: fFish, kate, olives, etc. (Cortesía del autor)

Lámina IV. Harina de sizdah be-dar, Safidrud delta, 2000. (Cortesía del autor)

Figura 1. John Borthwick Gilchrist (1759-1841). Medalla de bronce (diámetro 57 mm) de Carl Friedrich Voigt, 1872-74. (Cortesía de la National Portrait Gallery, Londres, NPG 4064, CC-BY-NC-ND).

Figura 1. Arbāb Rostam y Marvārīd Ḵānom Giv. Después de Payk-e kankā y scaron no. 2, 1369 y Scaron. / 1990.

Lámina I. Giva. Fotografía de J. Sadaqat-Kish.

Lámina II. Aguja e hilo especiales usados ​​para hacer giva. Fotografía de J. Sadaqat-Kish.

Lámina III. Gorra triangular (pi & scaron-panja) para reforzar la punta superior de la giva. Fotografía de J. Sadaqat-Kish.

Lámina IV. Giva con puntas reforzadas. Fotografía de J. Sadaqat-Kish.

Figura 1. Límites hipotéticos de la línea de nieve en Persia. Después de Schweizer, 1970.

Plato I. Bol de vidrio con decoración facetada. Persia, siglos VI-VII. Cortesía de Staatliche Museen zu Berlin, Preussischer Kulturbesitz, Museum f & uumlr Islamische Kunst.

Lámina II. Jarra con decoración cortada. Persia, siglo IX-X. Cortesía de Staatliche Museen zu Berlin, Preussischer Kulturbesitz, Museum f & uumlr Islamische Kunst.

Lámina III. Dos jarras de vidrio. Persia, siglo XIX. Cortesía de Staatliche Museen zu Berlin, Preussischer Kulturbesitz, Museum f & uumlr Islamische Kunst.

Lámina I. Pintura contemporánea de Ṣaniʿ-al-Molk que muestra (de izquierda a derecha) Mirzā ʿAbbās Khan, subsecretaria de relaciones exteriores Lagowski, charg y eacute d & rsquoaffaires rusos Conde de Gobineau Ḥaydar Effendi, charg & eacute d & rsquoaffaires otomanos Khan Mirzā, ministro de asuntos exteriores de Saʿid. De la antigua casa de Ḵᵛāja-nuri después de Gobineau, Lettres Persanes, ed. Duff, frontispicio.

Figura 1. Fotografía de Robert G & oumlbl.

Figura 1. Vista general del cementerio.

Figura 2. Selección de objetos funerarios: alfarería y bronce hacha-azuela, escudo y soportes tubulares.

Lámina I. Pintura de seda con motivo persa.

GOL O BOLBOL ii. Como tema decorativo en el arte persa

Lámina II. Fragmento textil con rosales y pájaros. Persia, primera mitad del siglo XVII. Seda triturada en metal, tejido de sarga. 26 x 20,125 pulg. Museo de Arte de Brooklyn, 38,1. Adquirido con fondos del A. A. Healy Fund.

GOL O BOLBOL ii. Como tema decorativo en el arte persa

Lámina III. Caja de espejo octogonal. ʿAli-A & scaronraf (activo 1730s-1780s) firmado, & ldquoafter Moḥammad, ʿAli es el más noble. & Rdquo Persia, probablemente Shiraz, fechado 1165/1751. Acuarela opaca, pigmento metálico triturado y oro sobre cartón lacado. Museo de Arte de Brooklyn, 88.92. Obsequio de la Sra. Charles K. Wilkinson en memoria de su esposo.

GOL O BOLBOL ii. Como tema decorativo en el arte persa

Lámina IV. Pintura de una rosa del período Qajar.

GOL O BOLBOL ii. Como tema decorativo en el arte persa

Placa V. Caja de espejo. Loṭf-ʿAli & Scaronirāzi (activo 1802-71), firmado & ldquowork del más humilde y humilde Loṭf-ʿAli. & Rdquo Persia, probablemente Teherán, fechado 1262/1845. Acuarela opaca, pigmento dorado, pigmento metálico triturado y detalles de cuero sobre cartón lacado, interior espejado. 7,625 x 6,25 pulg. (Frente), 7,5 x 5,75 pulg. (Interior). Museo de Arte de Brooklyn, 36.940. Donación del Sr. y la Sra. Frederic B. Pratt.

Figura 1. Fotografía de Ḥosayn Gol-Golāb.

Lámina I. Un ma & scaronq o pieza de práctica en escritura nastaʿlīq firmada por Ḡolām-Reżā Eṣfahāni y fechada en 1288 / 1871-72. 34 x 19,7 cm. Después de Moraqqaʿ-e zarrīn, Teherán, 1365 y Scaron. / 1986.

Figura 1. Majd-al-Din FaḵrāʾI (Golčin Gilāni).

Figura 1. Aḥmad Golčin Maʿāni.

Placa I. Brazalete de oro con cabezas de león y cachorros de león agachados. Ziwiye (Kurdistán), siglo VII a. C. 2,5 pulgadas de ancho y veces 3,625 pulgadas de diámetro 254 g. Teherán, Irán Bastan Museum.

ORO i. En la Persia preislámica

Lámina II. Copa de oro con tres leones. Kalār Da & scaront (Māzandarān), siglos VIII-VII. A.E.C. 4.875 pulg. H. y veces 4,5 pulgadas de diámetro 238 g. Teherán, Irán Bastan Museum.

ORO i. En la Persia preislámica

Lámina III. Cuenco de oro con el nombre de Jerjes en inscripción trilingüe. Hamadān (?), Siglo V a. De la E.C. 4.5 pulgadas h. y veces 8 pulgadas de diámetro 1,407 kg. Teherán, Irán Bastan Museum.

Lámina IV. . Brazalete de oro. Persia, dinastía Saljuq, siglos XI-XII. Dorado, 10,6 cm. diámetro. Cortesía de la Freer Gallery of Art, Smithsonian Institution, Washington, D.C. Compra, F1958.6.

Figura 1. Frontera ruso-persa en el Cáucaso después del Tratado de Golestān (1813).

Figura 1. ʿAli-Akbar Golestāna.

Figura 2. Página de caligrafía de ʿAli-Akbar Golestāna en escritura & scaronekasta-nastaʿliq, fechada 1317 / 1899-1900. Después Honar o mardom, no. 145, 1353 y Scaron. / 1974, pág. 88.

Figura 1. Dāwud Pirnia, director artístico de Golhā-ye javidān (1956-67). Fotografía cortesía de Daryush Pirnia.

Figura 1. Ayatollah Moḥammad-Reżā Golpāyagāni. Después Resālat al-Qorʾān, no. 14, 1414/1993, contraportada.

Figura 1. Abd & uumllbaki G & oumllpınarlı. Después de Ak & uumln, p. 146.

Figura 1. Abbāsqoli Gol & scaronāʾiān. Fotografía cortesía de Fereydun Gol & scaronāʾian.

Lámina I. Dos camellos peleando. Por Kamāl-al-Din Behzād. Álbum Gol & Scaronan. MS Teherán, Biblioteca del Palacio de Golestān, no. 1663, fol. 6 verso. Tamaño de página 40,6 y veces 25,1 cm. tamaño de la pintura 26 y veces 16,5 cm. Después de M.H. Semsār, pág. 260.

Lámina II. Caligrafía y figuras marginales, incluido un autorretrato de Āqā Reżā (arriba a la izquierda), fechado en Ramażān 1008 / marzo-abril de 1600. MS Teherán, Biblioteca del Palacio de Golestān 1663, fol. 105 recto. Según Y. A. Godard, 1936, pág. 14.

Figura 1. Hu & scaronang Gol & scaroniri, Teherán, 1971. Cortesía de Barbara Nestor.

Figura 1. Golsorḵi en su audiencia en la corte de apelaciones. Después de Eṭṭelāʿāt 15, 1974, pág. 63.

Figura 1. Plano del Gonbad-e Qābus, según Ernst Diez, Churasanische Baudenkm y aumller, Berlín, 1918, pág. 39

Mapa 1. La subprovincia de Gonbad-e Qābus, basada en Sāzmān-e Naq & scarona-bardāri-e Ke & scaronvar, Aṭlas-e melli-e Irān, Teherán, 1373 y Scaron. / 1994 y Okazaki, p. 10.

Lámina I. Vista de la tumba, fotografía del autor.

Figura 1. La & ldquoRed Tomb & rdquo (también conocida como Gonbad-e Qermez), en Marāḡa, Azerbaiyán.

Figura 1. Un mapa de Gondē & scaronāpur (& ldquoa reconstrucción tentativa del plan & rdquo basado en una fotografía aérea), según Adams y Hansen, págs. 58-59.

En el texto. & ldquoGondophares símbolo & rdquo en su moneda.

En el texto. Dispositivo de Kujula Kadphises en su acuñación.

Figura 1. La provincia de Gorgān (Golestān), basada en Sāzmān-e Naq & scarona-bardāri-e Ke & scaronvar, Aṭlas-e melli-e Irān, Teherán, 1373 y Scaron. / 1994 y Okazaki, p. 10.

Figura 1. Mapa aéreo de la ciudad vieja de Gorgān (Jorjān), cortesía del autor.

Figura 1. Fotografía de Iraj Gorgin.

Figura 2. Fotografía de Iraj Gorgin.

Figura 3. Tamā & scaronā, una revista semanal sociocultural, 1971-72.

Figura 4. Chaqueta de la reproducción de audio Y Scaronāzda kučulu.

Figura 5. Portada, revista Omid, Los Ángeles.

Figura 6. Gorgin en la red de televisión internacional, KSCI.

Figura 7. Gorgin en Radio Azadi, Praga.

Figura 8. Lápida de Gorgin & rsquos en Forest Lawn Memorial Park.

Figura 1. Rostam golpeando a un elefante blanco con una maza con cabeza de buey, de un Y Scaronāh-nāma manuscrito.

Figura 1. Richard James Horatio Gottheil, cortesía de la Biblioteca Pública de Nueva York.

Lámina I. Planta de la mezquita Gowhar- & scaronād (b) y los pasillos (c, d) que la conectan con el mausoleo (a).

Lámina II. Detalle de la qebla ayvān con minarete flanqueante y revestimiento de loza de mosaico. Cortesía de Donald Wilber.

Figura 1. Sayyed Sādeq Gowharin,

Figura 1. Edvin Arvidovich Grantovskiĭ.

Lámina I. El emblema del periódico oficial del gobierno, por Abu & rsquol-Ḥasan Ḡaffāri.

ARTES GRÁFICAS i. En el período Qajar y Pahlavi

Lámina II. El emblema del papel & Scaronaraf con un retrato en la portada.

ARTES GRÁFICAS i. En el período Qajar y Pahlavi

Lámina III. El emblema del Ferrocarril Transiraní, de Frederick Talberg.

ARTES GRÁFICAS i. En el período Qajar y Pahlavi

Lámina IV. El emblema de Moʾassasa-ye gerāfic, por Mu & scaroneḵ Sarvari.

ARTES GRÁFICAS i. En el período Qajar y Pahlavi

Lámina V. Ilustración de ʿAlamdār en el Ḥamla-ye ḥaydari.

ARTES GRÁFICAS i. En el período Qajar y Pahlavi

Lámina VI. Un cartel de Mortażā Momayyez.

ARTES GRÁFICAS i. En el período Qajar y Pahlavi

Lámina VII. El emblema del Museo Reżā ʿAbbāsi, por Momayyez con la cooperación de Moḥammad Eḥṣāʾi.

ARTES GRÁFICAS i. En el período Qajar y Pahlavi

Lámina VIII. Una página de una edición impresa de & Scaronāh-nāma, por ʿAli-Aṣḡar Maʿsumi.

ARTES GRÁFICAS i. En el período Qajar y Pahlavi

Lámina IX. Un póster de película, de Far & scaronid Meṯqāli.

ARTES GRÁFICAS i. En el período Qajar y Pahlavi

Lámina X. Una caricatura, de Kāmbiz Derambaḵ & scaron.

Lámina I. Póster de Kāẓem Čalipā.

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina II. Cartel revolucionario (Chelkowski y Dabashi, págs. 144-45).

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina III. Póster del período de la crisis de rehenes.

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina IV. Cartel anti-americano.

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina V. Póster de guerra (Chelkowski y Dabashi, págs. 160-61).

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina VI. Póster de guerra Chelkowski y Dabashi, págs.159).

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina VII. Cartel de guerra (Gudarzi, págs. 172-73).

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina VIII. Póster de guerra (Chelkowski y Dabashi, p. 164).

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina IX. Póster de guerra (Chelkowski y Dabashi, p. 174).

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Placa Xa. Temas de mujeres: sello postal, 1985.

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Placa Xb. Temas de mujeres: cartel.

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina XI.Temas de mujeres: sello postal.

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina XIIa. Temas de mujeres: libro de texto escolar.

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina XIIb. Temas de mujeres: libro de texto escolar.

ARTES GRÁFICAS ii. En la Revolución de 1978-79 y la Guerra Irán-Irak

Lámina XIII. Cartelera de guerra (Chelkowski y Dabashi, págs. 282-91).

Figura 1. Fotografía de Basil Grey.

Figura 1. Fotografía de Louis Herbert Gray.

Lámina I.Una página del manuscrito de principios del siglo XVIII de Jāmi & rsquos Yusof o Zolayḵā, Grebas de la Biblioteca Bodleian 1, fol. 140v (cortesía de la Bodleian Library, Universidad de Oxford).

GRAN BRETAÑA xi. Colecciones de arte persa en Gran Bretaña

Lámina II. Astrolabio de bronce planisférico, enganchado e incrustado con plata, por ʿAbd-al-ʿAlī b. Moḥammad-Rafīʿ y su hermano, Moḥammad-Bāqer, & Scaronaʿbān 1124 / septiembre de 1712 Museo Británico, OA + 369. Copyright del Museo Británico.

GRAN BRETAÑA xi. Colecciones de arte persa en Gran Bretaña

Lámina III. Arca de noé y rsquos. Ra & scaronid-al-Din Fażl-Allāh, Jāmeʿ al-tawāriḵ Il-khanid, Tabriz, 714/1313 y ndash14 Colección Khalili, MS 727, fol. 285a (cortesía del Sr. Nasser Khalili).

GRAN BRETAÑA xi. Colecciones de arte persa en Gran Bretaña

Lámina IV. Una página de una antología de diváns, copierʿAbd-al-Moʾmen ʿAlawi Kā & scaroni, Tabriz (?), Ḏu & rsquol-qaʿda 713-Ḏu & rsquol-qaʿda 714 / February 1314 & ndashFebruary 1315, Jonson MS132, fol. 12b, India Office Library and Records (cortesía de The India Office Library and Records, The British Library).

Figura 1. Fotografía del Servicio Persa de la BBC.

Figura 1. Isfahan College (Adab High School). Cortesía de Hassan Dehqani-Tafti.

Lámina I. Impresión de sello cilíndrico de Daskyleion con escena de audiencia real, inscrito & ldquoArtaxerxes. & Rdquo Dibujo de B. Mussche de Daskyleion inv. no. Ergio. 55. Después AMI 22, 1989, pág. 147, fig. 1.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina II. Diseño de bracteado persa utilizado como dispositivo de escudo en una copa del ático, ca. 490 a.E.C. Cortesía de la Colección Arqueológica, Universidad Johns Hopkins, Baltimore, inv. no. B8.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina III. Quemador de incienso estilo aqueménida sobre un fragmento de hidria de Clazomenaean, ca. 540 a.E.C. Museo Nacional de Atenas 5610. Después de E. Pfuhl, Malerei und Zeichnung der Griechen III (Munich, 1923), fig. 147.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina IV. Caballo con adornos de caballo persa en un fragmentario del siglo VI a. C. Cuenco griego oriental. Masat H & oumly & uumlk inv. no. 77/105. Después de T. & Oumlzg & uuml & ccedil, Masat H & oumly & uumlk II: un centro hitita al noreste de Bogazk & oumly, Ankara, 1982, pl. 64, 1b.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina V.Raleros de la procesión de estilo aqueménida en Meydancikkale, siglos V o IV a. C. Dibujo restaurado por F. Laroche-Traunecker. Después Les grands ateliers d & rsquoarchitecture dans le monde eg & eacuteen du Ve si & egravecle av. J.-C. (Estambul, 1993), pág. 27, fig. 7.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina VI. Ático bicrómico estriado horizontalmente & ldquoAchaemenid & rdquo phiale, ca. 520-500 a.E.C. Cortesía de Kassel Staatliche Museen, Inv.-Nr. T550.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina VII. Ático negro brillante y copa ldquocalyx rdquo imitando el cuenco profundo lobulado aqueménida, 375-350 a. C. Fotografía cortesía de la Escuela Americana de Estudios Clásicos de Atenas: Agora Excavations, inv. no. P 16828.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina VIII. Vaso de precipitados cilíndrico ático de brillo negro con ranuras horizontales, ca. 450 a.E.C. Cortesía de Karlsruhe, Badisches Landesmuseum, inv. no. B881.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina IX. Tazas ático de brillo negro y ldquoPheidias y rdquo con ranuras de pétalos en imitación de lóbulos, 450-425 a. C. Fotografía cortesía de la Escuela Americana de Estudios Clásicos de Atenas: Excavaciones de Ágora P 18288 (izquierda) y P 10980.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina X. Procesión de Príamo y rsquos portadores de regalos al héroe griego Aquiles en un ático skyphos, ca. 490 a.E.C. Cortesía del Kunsthistorisches Museum de Viena, inv. no. IV 3710.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina XI. El mítico rey Midas de Frigia representado como el Gran Rey en un ático stamnos, ca. 440 a.E.C. Copyright The British Museum, Londres, inv. no. E447.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina XII. Griffin atacando a Arimasps en un pelike ático, 400-375 a. C. Cortesía del Museo del Hermitage, San Petersburgo, P 1863.14 = St. 1873.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina XIII. La niña griega de la izquierda usa tanto ependytes como kandys en un ático chous, ca. 390-380 a.E.C. Cortesía del Museo Civico Archeologico, Bolonia, PU 295.

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina XIV. Dama griega sentada viste chiton con mangas, asistida por abanico, en un lekythos ático, ca. 420-410 a.E.C. París, Mus & eacutee du Louvre S 1660. Foto: M. Chuzeville. Copyright R & eacuteunion des Mus & eacutees Nationaux / Art Resource, NY

GRECIA ii. Relaciones culturales greco-persas

Lámina XV. Asistente lleva sombrilla para niño en procesión religiosa griega, en un lekytos ático, 480-470 a. C. Cortesía de Paestum, Museo Archeologico Nazionale, Salerno. De Contrada di Pila.

Lámina I. Mosaico de guijarros en el barrio residencial del palacio real de Ay Khanum (proporcionado por el autor, cortesía de MDAFA).

GRECIA viii. Arte griego en Asia central, Afganistán y el noroeste de la India

Lámina II. Estatua de piedra y mármol de Afrodita Anadyomene, de Nisa (cortesía de V. Terebenine).

GRECIA viii. Arte griego en Asia central, Afganistán y el noroeste de la India

Lámina III. Estatua de un joven de Ay Khanum (en Bernard, CRAI, cortesía de MDAFA, R. y S. Michaud).

GRECIA viii. Arte griego en Asia central, Afganistán y el noroeste de la India

Lámina IV. Cabeza de arcilla del templo con nichos dentados de Ay Khanum (cortesía de MDAFA y R. y S. Michaud).

GRECIA viii. Arte griego en Asia central, Afganistán y el noroeste de la India

Lámina IX. Didrachm indo-griego de Agathocles (según Audouin y Bernard, p. 9).

GRECIA viii. Arte griego en Asia central, Afganistán y el noroeste de la India

Lámina V. Moneda de Demetrios (cortesía de Osmund Bopearachchi).

GRECIA viii. Arte griego en Asia central, Afganistán y el noroeste de la India

Lámina VI. Altar votivo con Marsias, dedicado al dios del río Oxus, de Taḵt-e sangin (cortesía de V. Terebenine).

GRECIA viii. Arte griego en Asia central, Afganistán y el noroeste de la India

Lámina VII. Cabeza de príncipe, de Dal & iacuteverzin Tepe (cortesía de V. Terebenine).

GRECIA viii. Arte griego en Asia central, Afganistán y el noroeste de la India

Lámina VIII. Cabeza de un Saka, de Khalchayan (cortesía de V. Terebenine).

GRECIA viii. Arte griego en Asia central, Afganistán y el noroeste de la India

Lámina X. Estater de oro Kushan de Kanishka I, con el Buda Śakyamuni en el reverso. Copyright Museo Británico, Colección de la Oficina de la India 289.

Figura 1. Alexander Griboedov, cortesía del Museo del Teatro Bakrushin en Moscú, después de L. Kelly.

Figura 1. Artista en su 14th St. Studio, Nueva York, 1962 (Grigorian, 1989, p. 17).

Figura 2. Serie del Holocausto, Doce murales de 6 y 10 pies, 1957-59 (The Gate of Auschwitz, York, 2002).

Figura 3. Four Sangak Bread, 42 & Prime & times 42 & Prime, Colección Nelson A. Rockefeller, Nueva York, 1976 (Grigorian, 1989, p. 111).

Figura 4. Marcos y Vahe Grigorian, Ara y Shamiramis Uraptu, 120 y veces 120 cm diseñados en 1957, tejido 1987 (Grigorian, 1999).

Figura 5. Abgousht Dizy, E. Khachataurian, París, 27 y veces 28 cm, 1968 (Grigorian, 1989, p. 107).

Figura 1. Fotografía de Ren & eacute Grousset.

Figura 1. Ignazio Guidi, según Collini, p. 203.

Figura 1. Comienzo de & ldquoChronicom anonymum & rdquo en Chronica Minora I, París, 1903, texto, pág. 15 tr., Pág. 15.


Fuentes

John Curtis, ed., Centros de Bronce de Asia Occidental, c. 1000-539 a.C. (Londres y Nueva York: Kegan Paul / British Museum, 1988).

P. R. S. Moorey, Materiales y manufactura en la antigua Mesopotamia: la evidencia de la arqueología y el arte: metales y trabajos en metal, materiales vidriados y vidrio, Informes Arqueológicos Británicos (Oxford: Oxford University Press, 1985).

Oscar White Muscarella, Bronce y hierro: antiguos artefactos del Cercano Oriente en el Museo Metropolitano de Arte (Nueva York: Metropolitan Museum of Press, 1985).


Ver el vídeo: Mavic2Pro - Cabeza De Toro, Punta Cana4K